Economía

PMI manufacturero de China revela dificultades para crecer; queda en 50.1

Debido a que la demanda interna y las exportaciones siguen siendo débiles, el PMI fabril se mantuvo en 50.1 puntos en abril, lo que refuerza las expectativas de que China aplicará más medidas de estímulo para apoyar a una economía desacelerada.
Reuters
01 mayo 2015 10:47 Última actualización 01 mayo 2015 10:55
PMI manufacturero de China

Las nuevas órdenes de exportación se contrajeron nuevamente y a un ritmo levemente mayor, descendiendo a 48.1. (Bloomberg)

PEKÍN.- La actividad manufacturera en China tuvo problemas para crecer en abril debido a que la demanda doméstica y de exportaciones siguió siendo débil, lo que refuerza las expectativas de que Pekín aplicará más medidas de estímulo para apoyar a una economía en desaceleración.

El índice oficial de gerentes de compra (PMI) del sector manufacturero se mantuvo en 50.1 puntos en abril, cifra idéntica a la del mes anterior y apenas por encima del umbral de 50 puntos que marca la diferencia entre el crecimiento y la contracción según una base de comparación mensual.

El PMI para nuevas órdenes -una medición de la demanda doméstica e internacional- se mantuvo sin cambios en 50.2 puntos en abril, misma cifra que en marzo. Las nuevas órdenes de exportación se contrajeron nuevamente y a un ritmo levemente mayor, descendiendo a 48.1 desde 48.3 en marzo.


Las fábricas también siguieron eliminando empleos, a una tasa levemente superior a la de marzo.

Las autoridades aumentarán los ajustes de política y deberían recortar las tasas de interés aún más. El gobierno debe resolver problemas de financiamiento que están retrasando grandes proyectos de infraestructura.

"Debido a que la actual desaceleración es en gran parte una consecuencia de una corrección en un ralentizado mercado inmobiliario, el crecimiento de China probablemente no ha tocado fondo aún", dijo Bill Adams, economista internacional de alto rango de PNC Financial Services Group.

"Las políticas macroeconómicas chinas se volverán más expansivas este año a medida que se acumule evidencia de la debilidad económica", agregó.

Una encuesta preliminar privada, el PMI de HSBC/Markit, mostró la semana pasada que la actividad fabril se contrajo en abril a su ritmo más rápido en un año, lo que sugiere que las condiciones económicas siguen deteriorándose a pesar de la relajación cada vez más agresiva de la política por parte del Banco Central.

A diferencia de la manufactura, la actividad en el sector de servicios de China se ha mantenido en gran medida robusta, aunque también está mostrando señales de enfriamiento.

El PMI oficial de servicios cayó a 53.4 en abril desde 53.7 en marzo, en su lectura más débil desde enero de 2014, dijo la oficina.

Agobiado por el enfriamiento del sector inmobiliario, el exceso de capacidad de las fábricas y los altos niveles de deuda local, se espera que el crecimiento económico de China se desacelere a un mínimo en 25 años de alrededor de 7.0 por ciento en 2015 desde 7.4 por ciento en 2014. La economía creció a su ritmo más lento en seis años en el primer trimestre de 2015.