Economía

Planta Laguna Verde, de las más inseguras del mundo: extrabajador

Bernardo Salas Mar, físico-matemático, señala que los reactores ocupan los últimos lugares por las violaciones a las Especificaciones Técnicas de Operación.
Quadratín
06 mayo 2014 14:14 Última actualización 06 mayo 2014 14:14
Fukushima

Fukushima. (Reuters)

VERACRUZ, Ver.- La planta nuclear de Laguna Verde es de las más inseguras a nivel mundial, dijo Bernardo Salas Mar, físico-matemático y extrabajador de la planta ubicada en este estado.

Explicó que en la Central Nuclear se pusieron nerviosos luego de que el presidente Enrique Peña Nieto ordenó una investigación por las deficiencias en el aumento de la potencia de los reactores, como respuesta a la acusación de fraude por mil millones de dólares.

"Estoy dispuesto a entregar la totalidad de la documentación que me lleva a concluir que Laguna Verde es una planta que es un peligro para la población. Es mentira que la planta haya operado con un factor de capacidad del 98 por ciento, al contrario, nunca llegó a esa capacidad", aseguró.


Salas Mar, señaló que a través de una solicitud de información que hizo a la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguarda No. 1810000006713, obtenida vía el IFAI, aparece que los factores de desempeño son pésimos.

También presentó el desempeño de los 2 reactores de Laguna Verde, comparados con otros reactores del mundo y donde se aprecia que es la peor de las centrales nucleares, ocupando ambos reactores los últimos lugares por las violaciones a las Especificaciones Técnicas de Operación.

Agregó que el daño patrimonial por la no generación de energía eléctrica prometida, considerando que no se ha alcanzado el 120% de potencia, los continuos SCRAM o paros de emergencia y el deficiente Factor de Planta, es de aproximadamente un millón de dólares diarios.

“Yo traigo papales oficiales. La auditoría es el documento más importante con el cual se da uno cuenta sobre el estado el cual guarda la planta nuclear”.

El especialista manifestó que se están apagando continuamente los reactores, porque no lo pueden sostener a la potencia actual, y eso habla de un mal funcionamiento de la planta.

También indicó que el pasado 8 de marzo de 2006, el reactor 2 estuvo a la deriva y no podían siquiera apagarse, ya que los sistemas de seguridad no operaron como están supuestamente diseñados.

E incluso, dijo, hay que visitar el Incinerador clandestino de basura radiactiva que opera al interior de la central y que al igual que el DDRSS, desde ambos se emiten humos contaminantes que van a parar a los campos de cultivo y de ganadería y además son inhalados por la población de los alrededores, con la probabilidad de producirles cáncer.

“Laguna Verde tiene un mal desempeño, son los peores operados porque violan las operaciones de especificación”, indicó el especialista.