Economía

Piden al SAT invertir lo recaudado por el IEPS para fomentar el deporte

El Instituto del Deporte del Distrito Federal pidió que los casi 30 mil millones de pesos recaudados anualmente por concepto del IEPS a refrescos y comida chatarra se destinen a programas deportivos.
Notimex
24 marzo 2015 13:6 Última actualización 24 marzo 2015 13:6
[Cuartoscuro] México ocupa el tercer lugar mundial en consumo de refrescos. 

[Cuartoscuro] México ocupa el tercer lugar mundial en consumo de refrescos.

CIUDAD DE MÉXICO.- El director general del Instituto del Deporte del Distrito Federal, Horacio de la Vega, exhortó al Servicio de Administración Tributaria (SAT) a invertir lo recaudado por el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para fomentar el deporte.

Señaló que “sería muy positivo que fueran reinyectables” los casi 30 mil millones de pesos recaudados anualmente por concepto del IEPS a refrescos y a la denominada comida chatarra para programas deportivos.

Destacó que si bien con la imposición del IEPS se logró disminuir el consumo de refrescos, bebidas azucaradas, entre otros productos, el invertir dichos recursos "tendrá un impacto mayor" en las estrategias para impulsar la actividad física.

Entrevistado al término de la entrega de reconocimientos a los equipos ganadores de "Competencia sana", subrayó que dicha petición debe hacerse en conjunto con autoridades de gobierno del país, deportivas a nivel local y federal y el sector privado.

De la Vega aseveró que la iniciativa de la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC) busca fomentar hábitos saludables entre las personas, como parte de una vida saludable.

"Competencia sana" es un programa de activación física con edición periódica de resultados sobre el peso e índice de masa corporal de los participantes, divididos en equipos de 15 personas en representación de la empresa.

En el programa participaron alrededor de dos mil personas, a través de 131 equipos de 12 empresas, y como resultado final se alcanzó la reducción de dos toneladas de peso del total de los participantes y la consecuente disminución de su índice de masa corporal.