Economía

PIB global es desigual por las políticas monetarias

Mientras la zona euro y Japón enfrentan un  bajo crecimiento, los países emergentes se ven afectados por la baja del precio del petróleo y la devaluación de sus monedas, por lo que el crecimiento mundial ha registrado una moderada y desigual aceleración.
Clara Zepeda
10 marzo 2015 23:56 Última actualización 11 marzo 2015 5:5
Banderas

Los países de la zona euro enfrenta una fase de bajo crecimiento económico. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- En la antesala del inicio de retirar los “alfileres” monetarios en Estados Unidos y la permanencia de políticas laxas en otras latitudes, luego de la peor crisis desde la Gran Depresión, el crecimiento mundial registra una aceleración moderada y desigual.

Tan sólo el Fondo Monetario Internacional (FMI), dirigido por Christine Lagarde, echó un jarro de agua fría sobre la recuperación mundial y revisó a la baja la perspectiva de crecimiento 2015 y el 2016.

Lo anterior debido a que los países desarrollados, en especial la zona euro y Japón, afrontan una larga etapa de crecimiento bajo y los emergentes se han visto golpeados por dos shocks inesperados: la devaluación de sus monedas y el desplome del precio del petróleo, que ha afectado a los países productores, lastrando sus presupuestos.


De acuerdo con el consenso de analistas económicos, Estados Unidos podría crecer 2.9 por ciento este año, mientras que México podría registrar una tasa del PIB cercana a 3 por ciento; en tanto, América Latina (Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Perú, principalmente) podría alcanzar un crecimiento de 1.5 por ciento. La eurozona podría alcanzar una tasa de 1.3 por ciento y China 7 por ciento.

El epicentro de la crisis financiera internacional, Estados Unidos, regresa a la tendencia de crecimiento económico, aunque moderado y alejado de su crecimiento potencial. BBVA Research, Banamex, Scotiabank y Banorte-Ixe coinciden en que los riesgos del escenario global son la desestabilización de algunos países ante los bajos precios del petróleo, principalmente en México.

TEMORES EN EUROPA
Mientras que en Europa se teme al estancamiento económico, en el primer plano está Grecia y su crisis de confianza, de crecimiento, de deuda y de falta de reformas.

Por otro lado, está Rusia, que ha sido atrapada por las circunstancias económicas, aunque de algunas de ellas es la primera responsable.

Los emergentes, además de registrar desaceleración económica, están temerosos a la respuesta de los flujos de capital a la subida de tasas de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos; toda vez que en China se prevé un ajuste brusco en su actividad productiva.