Economía

PIB de EU, mejor de lo previsto: Banorte

Para Alejando Cervantes, subdirector de Economía Nacional de Banorte-Ixe, el crecimiento económico en Estados Unidos reportado en el tercer trimestre del año de 1.5 por ciento, fue mejor de lo estimado por analistas.
Daniel Villegas
29 octubre 2015 23:3 Última actualización 30 octubre 2015 5:0
Las remesas, el lado positivo en el alza del dólar

Pese al alza del dólar en los últimos 8 meses, no todas las consecuencias han sido negativas, un ejemplo de ello son las remesas, que en julio fueron de 2 mil 321 millones de dólares.

El crecimiento económico en Estados Unidos, de 1.5 por ciento en el tercer trimestre, fue mejor de lo estimado por analistas y aunque fue inferior al trimestre previo, mantuvo una expansión por encima de su potencial, dijo Alejando Cervantes, subdirector de Economía Nacional de Banorte-Ixe.

“El crecimiento fue menor al de 3.9 por ciento registrado en el segundo trimestre, pero esto se debe a una reducción de los inventarios privados, si quitamos este efecto el PIB norteamericano estaría creciendo a niveles cercanos de 4.5 por ciento, que está muy por encima de su potencial. Esto se debe a que su consumo interno se está comportando favorablemente”, expuso.

En tanto, las importaciones de la economía más grande del mundo aumentaron 1.8 por ciento respecto al mismo trimestre del año anterior, lo cual es positivo para México dado que es el segundo país al que Estados Unidos le compra más bienes.

Estos resultados han beneficiado a nuestro país, dada la integración con la economía norteamericana.

“México también ha tenido buenos resultados en consumo y vivienda, en julio el IGAE creció 2.6 por ciento, lo que sorprendió a varios analistas”, explicó Cervantes.

Analistas de Scotiabank señalaron que parte de los obstáculos por los que atraviesa Estados Unidos están relacionados con el mercado externo, pues la demanda global se ha debilitado, situación que se torna más difícil con el fortalecimiento del dólar.

Estos fenómenos hicieron que las exportaciones estadounidenses tengan dificultades. A lo que se añade el gasto gubernamental, que bajó su contribución al crecimiento de 0.46 a 0.30 por ciento.