Economía

¿Qué sigue para el mercado petrolero?

El fracaso de las negociaciones en Doha tiró de inicio los precios del crudo, pero hacia adelante los analistas esperan que las cosas se acomoden de una mejor forma.
Bloomberg
18 abril 2016 15:42 Última actualización 18 abril 2016 17:33
ME. Cuando quise comprar un barril de petróleo.

ME. Cuando quise comprar un barril de petróleo.

El mercado petrolero enfrentará altibajos en su camino a la recuperación en lo que resta del año.

Si bien el fracaso de las negociaciones entre los productores para congelar la producción es una noticia pesimista para los precios el crudo, una huelga de trabajadores petroleros en Kuwait que podrá afectar su producción podría y apoyar al mercado, dijeron Goldman Sachs Group y Barclays Plc en notas separadas, en las que advirtieron de una mayor volatilidad.

Citigroup también predijo oscilaciones, aunque dijo que los precios están demasiado bajos para sostener la oferta en los niveles necesarios para compensar la menor producción de los campos más antiguos, además de ajustarse al crecimiento de la demanda.

Los precios se hundieron hasta 7 por ciento tras el fracaso en Doha, aunque hacia el cierre de la jornada recuperaron gran terreno.

Las negociaciones en Doha fracasaron cuando Arabia Saudita y otros países del Golfo Pérsico se negaron a cerrar un acuerdo a menos que todos los miembros de la OPEP hicieran lo mismo, incluyendo a Irán, que no participó del encuentro.

Por otro lado, la producción de Kuwait se desplomó 60 por ciento debido a una huelga por tiempo indefinido.

Los precios han saltado más de 30 por ciento desde mediados de febrero, cuando se anunció un plan preliminar para congelar la producción.

“Esta crisis de confianza entre los productores de petróleo para tomar una decisión, sumada a la elevada especulación de los mercados de petróleo previo a la reunión en Doha, podría provocar una caída abrupta de los precios en el corto plazo”, escribieron analistas de Barclays, entre ellos Miswin Mahesh, en un informe fechado el 17 de abril.

Sin embargo, “los balances en el mercado físico de petróleo se ajustaron recientemente, ayudados por caídas no planificadas de la oferta y una desaceleración del crecimiento de la oferta de países fuera de la OPEP. El fin de semana se agregaron nuevos cortes de la oferta con huelgas en Kuwait y mayores interrupciones en Nigeria y Canadá”.

Huelga

Aunque la huelga de petroleros en Kuwait podría ser efímera, las interrupciones actuales de la producción de países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, la reducción gradual de la producción externa a la OPEP y el mantenimiento programado apuntan a una mejora de los fundamentos económicos en medio de la elasticidad que mostró la demanda petrolera en el primer trimestre, dijeron analistas de Goldman Sachs, entre ellos Damien Courvalin y Jeffrey Currie, en un informe enviado por e-mail.

“Las noticias del fin de semana dieron suficiente sustento a la ya de por sí elevada volatilidad de los precios” dijeron los analistas en el reporte.

Citigroup elevó su previsión de precios del crudo Brent para 2016 a 43 dólares por barril, y la del West Texas Intermediate (WTI) a 42 dólares por barril, un aumento de tres dólares respecto a sus estimaciones anteriores, según el informe del banco.

Recortes de producción

Se prevé que el bombeo de los productores no miembros de la OPEP se reducirá en más de 1.1 millones de barriles diarios día en 2016, en tanto disminuye la producción de países como Estados Unidos, Brasil, México y China, escribieron los analistas, entre ellos Ed Morse, en el informe.

El WTI para entrega en mayo llegó a caer 6.8 por ciento, hasta los 37.61 dólares por barril, en la Bolsa Mercantil de Nueva York. El crudo Brent negociado en la bolsa de futuros ICE llegó a retroceder siete por ciento, fijando operaciones en 40.10 dólares por barril.

Al cierre, el WTI finalizó en 39.78 dólares por barril, tras una reducción de 1.44 por ciento, en tanto que el Brent fijó su cierre en 42.91 y reportar una reducción de sólo 0.44 por ciento.

El riesgo por precios más altos para el petróleo en las próximas semanas es que mientras los recortes y el mantenimiento redujeron la oferta global, está acompañada por un aumento estacional de la demanda, según Goldman.

Esto sugiere que “cuando esto pase, el proceso de reequilibrio y la etapa de inflexión” llevarán muchos meses más, escribieron los analistas del banco.