Economía

Petroleras buscan abaratar costos en reservas submarinas

Mientras se estima que hay más de 300 millones de barriles de petróleo sepultados en lo profundo del océano, las compañías pretenden recortar 20% los costos de los proyectos.
Bloomberg
27 marzo 2015 11:58 Última actualización 27 marzo 2015 11:58
Módulo especial petróleo

Módulo especial petróleo

Las compañías petroleras están intentando nuevas formas de reducir los costos de manera que reservas submarinas de crudo más grandes que las de Arabia Saudita sean económicamente viables después de que una caída del precio puso fin a 10 años de gasto en alza.

Recortar un 20 por ciento los costos respecto de los niveles del año pasado volvería factible la mayoría de los proyectos de aguas profundas con el petróleo a 70 dólares, dijo John Gremp, presidente y máximo responsable ejecutivo de FMC Technologies, con sede en Houston, que anunció planes esta semana de formar una alianza con Technip de Francia en un intento de reducir los costos de los equipamientos para sus clientes.

“Es el principal desafío que enfrenta en este momento el sector”, dijo Gremp en la conferencia sobre energía Howard Weil en New Orleans.

“La gran cartera de descubrimientos en aguas profundas en inventario no se desarrollará a menos que haya una mejora significativa en los retornos”.

La Agencia Internacional de Energía ha estimado que hay más de 300 millones de barriles de petróleo sepultados en lo profundo del océano, más que las reservas no extraídas de Arabia Saudita o Venezuela.

El petróleo de aguas profundas -el que se encuentra, según la definición, a más de tres kilómetros bajo el mar- representó 6 por ciento de la producción mundial en 2013 y se supone que casi se duplicará hasta 9 millones de barriles diarios para 2035, según la agencia con sede en París.

Los descubrimientos en aguas profundas conforman actualmente dos tercios del petróleo encontrado, dijo Paal Kibsgaard, máximo responsable ejecutivo de Schlumberger.

“La magnitud de las reservas y el potencial de producción en aguas profundas es simplemente demasiado grande como para que el sector la ignore”, dijo Kibsgaard en la conferencia en New Orleans.

COSTOS DE LA SEGURIDAD

Perforar en busca de petróleo y producirlo a kilómetros bajo el agua es una actividad más complicada que los pozos en tierra.

Una explosión en el pozo Macondo de BP en 2010 generó el derrame marítimo de petróleo más grande en la historia estadounidense. Los cambios regulatorios derivados de dicho incidente implicaron costos más altos para un sector que ha tenido dificultades para hacer que los proyectos en aguas profundas sean rentables, inclusive cuando el petróleo estaba a 100 dólares el barril.

Con los precios actualmente a menos de la mitad, la era del gasto más alto para llegar a pozos cada vez más profundos está siendo replanteada.

El propietario de plataformas Diamond Offshore Drilling predice que el gasto en el mar bajará 20 por ciento este año en tanto otros servicios petroleros y fabricantes de equipos se asocian para compartir conocimientos y reducir costos.

El costo promedio para equipos submarinos en un pozo de aguas profundas trepó 325 por ciento desde 2004 hasta 2014, según datos recopilados por Bloomberg.

En algunos casos, un solo pozo de aguas profundas puede costar más de 100 millones de dólares, en comparación con los alrededor de siete millones de dólares de un pozo en tierra en las zonas de roca de esquistos Permian o Eagle Ford en Texas.