Economía

Petróleo retrocede por menor tensión en Medio Oriente

10 febrero 2014 4:32 Última actualización 27 septiembre 2013 16:14

[El mercado espera un eventual flujo de crudo iraní. / Bloomberg / Archivo] 


 
Reuters
 
NUEVA YORK.- El barril de crudo Brent bajó el viernes en una sesión volátil, en medio de esfuerzos diplomáticos con relación a Irán y Siria que redujeron la prima del riesgo geopolítico en los mercados.
 
Los comentarios el viernes del presidente iraní, Hassan Rouhani, de que desea que las conversaciones con importantes potencias en torno al programa nuclear de Irán produzcan "resultados tangibles" en un periodo corto de tiempo, reavivaron las perspectivas de un eventual flujo de crudo iraní al mercado.
 
Estados Unidos y Rusia alcanzaron un acuerdo sobre un borrador de resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que busca que Siria entregue su arsenal químico. El consejo votará sobre la resolución el viernes.
 
La producción de petróleo de Libia se ha estabilizado a cerca de 650 mil bpd, tras la reapertura este mes de yacimientos en el oeste del país, aunque las instalaciones de exportación en el este permanecen bloqueadas, dijo el viernes un ejecutivo de la estatal National Oil Corp (NOC).
 
El crudo Brent para entrega en noviembre cerraron con baja de 0.58 dólares, o de un 0.53 por ciento, a 108.63 dólares por barril.
 
En tanto, el petróleo en Estados Unidos para entrega en noviembre cerró con pérdidas de 0.16 dólares, o de 0.16 por ciento, a 102.87 dólares por barril.
 
El contrato tocó mínimos de sesión de 102.36 dólares, cerca de su promedio móvil de 100 días de 101.99 dólares.
 
Un sondeo de Reuters entre 32 analistas mostró que se espera que el crudo Brent promedie 107.70 dólares por barril este año.
 
El precio del referencial del Mar del Norte, que repuntó por encima de 117 dólares por barril en agosto ante las preocupaciones de que la guerra en Siria se salga de control y afecte el bombeo de crudo en Oriente Medio, ha promediado 108.49 dólares por barril este año.
 
Los esfuerzos diplomáticos con relación a las armas químicas en Siria y el programa nuclear de Irán ayudaban a aliviar las preocupaciones sobre los riesgos en el suministro de Medio Oriente, reduciendo la prima del riesgo entre el Brent y el crudo WTI.
 
Aunque Siria no es un gran productor de petróleo, cualquier escalada en la tensión en Medio Oriente podría interrumpir el flujo desde una región que provee casi un tercio del crudo mundial.
 
Asimismo, el Gobierno estadounidense e Irán iniciaron conversaciones para resolver su larga disputa respecto del programa nuclear de Teherán.