Economía

Petrodólares abandonan mercados por primera vez en casi 18 años: BNP

Debido a la caída de los precios del petróleo este año, el giro provocaría que la liquidez disminuya en el mercado global, según el banco europeo.
Reuters
03 noviembre 2014 10:48 Última actualización 03 noviembre 2014 10:48
petróleo

(Bloomberg)

LONDRES.- Los países exportadores de energía están retirando sus "petrodólares" de los mercados mundiales este año por primera vez en casi dos décadas, según un estudio de BNP Paribas.

Impulsados por la caída de los precios del petróleo este año, el giro provocaría que la liquidez disminuya en el mercado global, mostró el estudio.

Los futuros del crudo Brent han perdido un 23 por ciento en lo que va del año y el 2014 promete ser apenas el segundo año desde el 2002 en que los precios del crudo terminarán más bajos que al inicio.


Este retroceso se produce tras años de buena fortuna para exportadores de petróleo como Rusia, Angola, Arabia Saudita y Nigeria. Gran parte de ese dinero se dirige a los mercados financieros, y ayuda a que suban los precios de los activos y a mantener bajo el costo de endeudamiento a través del llamado reciclado de petrodólares.

Este año, sin embargo, los productores de petróleo importarán capital por unos  siete mil 600 millones de dólares. En comparación, en el 2013 exportaron 60 mil  millones de dólares y 248 mil millones en el 2012 de acuerdo a los datos volcados por BNP en un gráfico.

El reciclado de petrodólares alcanzó un máximo de 511 mil  millones de dólares en el 2006, dijo BNP.

"En su nivel máximo, casi 500 mil millones de dólares al año se reciclaban de nuevo hacia los mercados financieros. Este será el primer año en mucho tiempo en que los exportadores de energía retirarán capital", dijo David Spegel, jefe global de investigación en deuda soberana y corporativa emergente de BNP.

En otras palabras, los exportadores petroleros están ahora retirando liquidez de los mercados financieros en lugar de volcar allí su dinero. Esto podría resultar en costos de deuda más altos para los gobiernos, las compañías y, básicamente, los consumidores a medida que el dinero se hace más escaso.

Spegel reconoció que el retiro neto era pequeño. Pero agregó que "lo que es interesante es que están retirando capital en lugar de inyectarlo, y están moviendo la liquidez global. Si los precios del petróleo caen más en los próximo años, los productores de energía necesitarán mayor capital incluso sólo para pagar vencimientos de bonos".

El retiro de capital se focalizará mayormente en Rusia y el resto de la ex Unión Soviética, que según estimaciones de BNP han extraído 57 mil millones de dólares de los mercados mundiales.

Las compañías rusas han sido excluidas de los mercados globales desde que un grupo de potencias occidentales impuso sanciones debido al conflicto en Ucrania. Esas compañías se han visto cada vez más obligadas a depender de sus propias reservas de efectivo o del financiamiento de bancos centrales para cubrir el pago de deuda externa.