Economía

Petrobras admite irregularidades en acuerdo con Braskem

Petrobras confirmó que en 2009 la petroquímica Brasken sobornó en un contrato de suministro de nafta en el que se le permitía pagar tasas inferiores al valor de mercado por ésta y que ya había reportado el tema a las autoridades brasileñas.
Reuters
21 julio 2015 20:54 Última actualización 21 julio 2015 20:54
Petrobras

Petrobras reveló que hubo irregularidades con un contrato de 2009 con Braskem. (Bloomberg)

SAO PAULO.- La brasileña Petrobras confirmó hoy que halló irregularidades en la aprobación de un contrato de 2009 para suministrar nafta a la compañía petroquímica Braskem SA y que había reportado el tema a los fiscales públicos.

Petrobras, o Petroleo Brasileiro SA, dijo en una presentación de valores que comenzó a investigar el contrato en base a un acuerdo de declaración con los fiscales por parte del ex ejecutivo Paulo Roberto Costa y del cambista Alberto Youssef en una amplia investigación de corrupción.

El sábado, TV Globo reportó que ambos revelaron un soborno pagado por Braskem por un negocio que le permitía pagar tasas inferiores al valor de mercado por la nafta, causando pérdidas a Petrobras.


Braskem negó en un comunicado que hubiera recibido una ventaja injusta en ese contrato de nafta, citando un extracto de un reporte interno de Petrobras que decía "no fue posible (...) identificar una pérdida financiera causada a Petrobras".

La compañía dijo que siempre llevó adelante negociaciones transparentes siguiendo las mejores prácticas de gobierno corporativo.

Braskem es un emprendimiento conjunto entre Petrobras, que tiene el 47 por ciento de las acciones con derecho a voto, y el conglomerado de ingeniería Odebrecht SA, que cuenta con 50.1 por ciento de las acciones con voto.

Odebrecht actualmente está bajo investigación por su papel en un supuesto cartel de proveedores de Petrobras acusados de cobrar de más a la petrolera en miles de millones a cambio de sobornos a ejecutivos y partidos políticos.

Las oficinas de Braskem fueron allanadas por la policía federal como parte de esa investigación en junio. Un accionista en Nueva York demandó a la empresa este mes, buscando estatus de acción colectiva.