Economía

Peso, en su mejor momento en 18 meses

12 febrero 2014 5:18 Última actualización 11 marzo 2013 14:38

  [Bloomberg] El dólar se hundió el lunes, al cerrar en 12.5496 unidades a la venta en operaciones de mayoreo. 


Esteban Rojas H
 
Los participantes del mercado cambiario nacional estuvieron de fiesta. El peso aprovechó la coyuntura de debilidad del dólar, al alcanzar niveles no vistos desde principios de septiembre del 2011, a pesar de la debilidad observada en el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores.

El dólar se hundió el lunes, al cerrar en 12.5496 unidades a la venta en operaciones de mayoreo, de acuerdo a cifras reportadas por el Banco de México. En el día, el peso ganó 8.24 centavos, semejante a 0.65%.

La moneda nacional hiló dos sesiones consecutivas de alza, acumulando una apreciación de 1.68%.

Desde el punto de vista del análisis técnico, el tipo de cambio rompió a la baja un soporte que se encontraba en 12.55 pesos. En caso de confirmar dicho rompimiento, la siguiente línea a vencer sería las 12.50 unidades.

El dólar inicio la semana con el pie izquierdo, al perder 0.24% con respecto a una canasta de seis divisas referenciales, ante la posibilidad de que el próximo movimiento de la Reserva Federal pueda ser el inicio de un desmantelamiento gradual de su política de estímulos monetario, sobre todo después de los datos reportados en el sector laboral en los Estados Unidos, el pasado viernes.

El sentimiento de cambio en la política de estímulos de la Fed podría experimentar todavía altibajos, dado que se espera que persistan claroscuros en los reportes sobre la marcha de la economía y que todavía se espera una larga negociación en materia presupuestal.
Dentro de lo más destacado, se ubicó el hecho de que el yen se mantiene en mínimos de tres años y medio frente al dólar, al ubicarse por arriba de la barrera de 96.0 unidades.

La divisa, de la ahora tercera economía del mundo, se ha hundió empujada por la posibilidad de que el banco central puede profundizar en la política de estímulos monetarios.

El euro logró mantenerse por arriba de 1.30 unidades, a pasar que todavía persiste tensión, derivada de la situación política y de la baja en la calificación soberana de países como Italia.

La fortaleza del dólar podría estar a prueba en la presente semana, sobre todo en caso de que los líderes de los comités presupuestarios del Senado y la Cámara de Representantes de Estados Unidos, presenten iniciativas que muestren  fuertes diferencias entre las políticas de impuestos y gastos.

Finalmente, la perspectiva de recuperación económica mundial podría enfriarse, derivada del fuerte repunte en la inflación en China, que aunque originada en buena parte por factores estacionales, pudiera disminuir el margen de maniobra para impulsar un mayor crecimiento económico en el gigante asiático.