Economía

Peso debilitado traería más beneficios que contras

Pese a que la depreciación del peso frente al dólar llegó a 20 por ciento ayer, analistas coincidieron en que esto puede traer beneficios a la economía mexicana, como más competitividad
en los salarios a nivel internacional y en el consumo interno.
Daniel Villegas/Dainzú Patiño
07 enero 2016 23:37 Última actualización 08 enero 2016 5:5
peso

La depreciación de la moneda mexicana frente al dólar llegó a 20 por ciento. (Bloomberg)

La depreciación de la moneda mexicana frente al dólar llegó a 20 por ciento del 7 de enero de 2015 al mismo día de este año, es decir casi 3 pesos más, pues pasó de 14.79 a 17.65 pesos, con base en cifras del Banco de México.

Analistas consultados por El Financiero indicaron que la depreciación se debe al entorno mundial, pues el tipo de cambio amortigua los choques de la economía internacional.

Este movimiento tiene efectos positivos en la economía nacional.
“Los efectos positivos se pueden ver en diferentes variables como las exportaciones, una mayor competitividad en los salarios a nivel internacional y en el consumo interno”, expuso Alejandro Cervantes subdirector de economía nacional de Banorte-Ixe.

Dijo que las exportaciones manufactureras serán más vigorosas este año pues en Estados Unidos el sector se está dinamizando y requerirá bienes producidos en México.

Por su parte, José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, dijo en la ceremonia de investidura como Doctor Honoris Causa por la Universidad del Valle de México, que se deben aprovechar las oportunidades del alza del dólar para exportar más y que la apreciación afectará poco a la deuda pública.

Gabriela Siller, directora de Análisis económico de Banco Base, indicó que la devaluación del peso impulsaría el mercado interno. “Cuando el tipo de cambio sube algunos productos exportados elevan su precio y son sustituidos por mercancías de origen nacional”.

Además afecta a las remesas pues este recurso está dirigido sobre todo a hogares con bajos ingresos, “por lo que un alza de 20 por ciento en el dinero que recibían les ayuda a que puedan consumir más”, agregó el especialista de Banorte-Ixe.

En tanto, los riesgos serían un repunte de las expectativas inflacionarias, mayor dificultad para planear por parte de algunas empresas y más deuda.

“El mayor riesgo que podría opacar los beneficios es que afecte el estado financiero de las empresas endeudadas en dólares. Banxico lo advirtió el año pasado, deben ser cautelosas”, anotó Cervantes.