Economía

Pese a turbulencia, unos vislumbran máximos 
en la BMV en 2016

A pesar de la volatilidad mundial y la caída del peso, las perspectivas para la economía mexicana aún son favorables, coincidieron economistas, que afirmaron que esto ayudará a que el mercado de valores repunte e incluso registre nuevos máximos históricos durante 2016.
Reuters
18 enero 2016 19:6 Última actualización 18 enero 2016 20:48
BMV

Hay quienes estiman que más pronto que tarde, los mercados en México se estabilizarán y ofrecerán buenas ganancias.(Bloomberg)

El inicio de año no ha sido fácil para los mercados financieros del mundo, y en particular para los de México. El índice de la bolsa registra una caída de 5 por ciento en lo que va del año, el peor inicio junto con el del año pasado, desde 2009 cuando bajó 9.4 por ciento en los primeros quince días del año.

Al mismo tiempo, el peso ha alcanzado los niveles más débiles de su historia por el desplome del precio del crudo, el cual a su vez se ha caído a niveles no vistos en los últimos 12 años.

La moneda mexicana cerró hoy en 18.25 pesos por dólar, un precio prácticamente inimaginable hasta hace muy poco y un nivel que refleja ya una devaluación de 30% en los últimos 18 meses.

Pero a pesar de este ambiente hasta cierto punto tóxico, hay quienes estiman que más pronto que tarde, los mercados en México se estabilizarán y ofrecerán buenas ganancias.

1
 

 

BMV (Eladio Ortíz)

Esto porque las perspectivas de la economía mexicana, la segunda más grande de América Latina, siguen siendo, a pesar de la turbulencia, favorables.

"Consideramos que en el 2016, y entre los mercados emergentes, México será una de las historias más positivas", escribió Alonso Cervera, economistas en jefe para América Latina con Credit Suisse Group, en un reporte a finales del año pasado. "Nuestro escenario central para el 2016 es que el crecimiento real del PIB seguirá acelerando en un contexto de inflación ligera".

Esta perspectiva es la que hace que algunos confíen en que después de la tempestad actual venga la calma, la cual incluso provocará que el mercado de valores mexicano, hoy a la baja, repunte y llegue a registrar incluso nuevos máximos históricos en 2016.

Grupo Financiero Banorte, por ejemplo, estima que el índice de la bolsa cerrará en un nivel cercano a las 51 mil 200 unidades este año, o que reporte un avance de cerca de 19%, con relación al cierre de 2015.

"De forma preliminar son 51 mil 200 puntos, pero dado el contexto actual se podría revisar más adelante cuando las compañías liberen los reportes al cuarto trimestre 2015", dijo Manuel Jiménez Zaldívar, director de análisis de Grupo Financiero Banorte-IXE, el tercer banco más grande de México, en una entrevista telefónica.

El especialista agregó que el panorama actual "no es muy alentador, pero hacia adelante, debería de haber un crecimiento de la economía que ayudaría al incremento de las utilidades y a mejorar la valuación del índice".

El optimismo de Banorte-IXE lo comparte Banco Santander (México), otra institución bancaria que espera un fuerte crecimiento del índice de la bolsa este año.

En su caso, el nivel esperado para el índice al cierre de 2016 es de 52 mil puntos o un crecimiento anual de 21 por ciento. En este caso, de cerrar el indicador en esas unidades, entonces registraría su mayor crecimiento de los últimos siete años. La última vez que el índice creció más fue en 2009 cuando avanzó 43.5%.

La clave para que la bolsa comience a registrar ganancias es que China, la segunda economía más grande del planeta y que muchos creen que es la culpable de la turbulencia actual por el freno económico que experimenta, detenga el deterioro de sus mercados, dijo Arturo Espinosa, estratega de renta variable con Banco Santander (México).

Los sectores que los analistas consideran que podrían ofrecer un buen retorno este año, si los temores por China aminoran, son aquellos que están vinculados con el consumo y el mercado doméstico, como podrían ser las empresas productoras de alimentos y bebidas en México; así como las empresas minoristas mexicanas y las compañías que producen bienes de consumo para los consumidores mexicanos.

1
 

 

aviones

Los analistas también ven con buenos ojos el sector aeroportuario por el incremento en el número de turistas que podrían llegar al país luego que la devaluación del peso ha abaratado los servicios turísticos del país cuando están cotizados en pesos.

Finalmente, si la economía estadounidense incrementa el ritmo de expansión reciente, algo que ahora comienza a verse más complicado por los problemas chinos y el encarecimiento del dólar, los especialistas tampoco descartarían invertir en compañías que exportan buena parte de su producción a ese país.

Por el contrario, recomiendan alejarse de empresas vinculadas a los precios de las materias primas, como las mineras, o aquellas que tengan un fuerte nivel de deuda en dólares, como podría ser Cemex, la mayor empresas cementera de México, y a la que muy probablemente le cueste más cumplir con sus obligaciones financieras denominados en dólares por la fortaleza de esa moneda hoy contra las distintas divisas que recibe en sus múltiples operaciones internacionales.

"Las empresas relacionadas con commodities o aquellas empresas que estén muy apalancadas en moneda extranjera podrían tener malos resultados y frenarían al índice", dijo Jiménez Zaldivar, de Banorte-IXE