Economía

Pese a crisis de 2008, la deuda de los hogares sigue creciendo: FMI

Al parecer la lección de la crisis financiera global del 2008 no está del todo aprendida, según el FMIl, la deuda de los hogares ha aumentado un 63 por ciento en economías avanzadas y  21 por ciento en las emergentes.
Jassiel Valdelamar
03 octubre 2017 18:29 Última actualización 03 octubre 2017 19:52
crisis

crisis

Contrario a lo que se podría pensar tras el desastre que causó la crisis financiera global de 2008, la deuda de los hogares sigue aumentando a nivel mundial, de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), quien alertó que esta situación contribuye a elevar el riesgo de una nueva crisis financiera.

El capítulo 2 del informe de Estabilidad Financiera Global, elaborado por el FMI, indicó que desde 2008 la deuda media de los hogares como proporción del PIB subió del 52 por ciento a un 63 por ciento en 2016 en las economías avanzadas, mientras que en las emergentes el incremento fue desde el 15 al 21 por ciento.

"Dada la amplia miseria causada por la crisis, se podría pensar que la gente se ha vuelto más cauta a la hora de pedir prestado. Sorprendentemente, ese no es el caso", señaló el informe, advirtiendo que la experiencia de la crisis financiera mundial sugiere que la alta deuda de las familias puede ser una fuente de vulnerabilidad financiera y provocar recesiones prolongadas.

La institución financiera aseguró que existe una disyuntiva entre los beneficios que el aumento de la deuda de los hogares le reporta a corto plazo al crecimiento y los costos a mediano plazo para la estabilidad macroeconómica y financiera.

A corto plazo, un aumento del coeficiente deuda de los hogares como proporción del PIB suele estar asociado a un mayor crecimiento económico y un menor desempleo, pero los efectos se revierten en el curso de tres a cinco años. Además, un alza más fuerte de la deuda de los hogares está asociada a una mayor probabilidad de crisis bancarias.