Economía

Perspectivas de mayor depreciación del dólar

12 febrero 2014 5:6 Última actualización 21 abril 2013 18:27

 [Bloomberg] La depreciación del dólar tiene algunos efectos negativos, principalmente para el sector exportador. 



Gabriela Chávez
 
Guadalajara.- La depreciación del dólar tiene algunos efectos negativos, principalmente para el sector exportador señaló el investigador del Departamento de Métodos Cuantitativos del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUACEA) de la Universidad de Guadalajara, Mauricio Ramírez Grajeda.

No necesariamente la apreciación del peso es buena para todos”, aclaró el investigador quien señaló que este ingrediente afecta la competitividad de las exportaciones mexicanas.

Explicó que una de las razones que explican la fortaleza del peso es la entrada de capitales extranjeros al país en moneda estadounidense, tanto las inversiones directas como las de los mercados financieros.

Destacó que la moneda estadounidense reporta una reducción que la coloca en los niveles más bajos de cotización de los últimos 20 meses.

La paridad se ubica alrededor de los 12.20 por dólar, con perspectivas de alcanzar un mayor declive en los próximos días, puntualizó Ramírez.

Explicó que tal disminución se explica en función de la ley de la oferta y la demanda, sobre la cual se rige el tipo de cambio en México.

Explicó que el mayor flujo de capitales obedece a la “confianza en la economía mexicana”, la cual se ve reforzada ante la debilidad de la economía europea y los pocos signos de recuperación que muestra todavía la economía estadounidense, así como la disminución de tasas de interés en países como Japón.

“Es entonces que los inversionistas están volteando hacia otros mercados emergentes, como México, en busca de mayores ganancias”, añadió.
 
El académico insistió que nuestro país está “en buena coyuntura” y esto es favorable para la captación de más capitales pues existe un efecto de confianza en el nuevo gobierno.

“La sociedad mexicana, los agentes económicos y el mundo están viendo con buenos ojos el desempeño del nuevo gobierno”, refirió Ramírez Grajeda.

Lo anterior se ha visto reforzado por la aprobación de reformas estructurales, tanto las aprobadas como las que en breve serán discutidas, entre ellas la reforma fiscal.

“Este entorno está favoreciendo un panorama positivo para la creación de empleos, incremento en el ingreso per cápita por dólar y una mayor capacidad de compra en respuesta a la depreciación del dólar.

Ante este escenario se mantiene una perspectiva de crecimiento económico en México de 3.5 por ciento en 2013 y 4 por ciento en 2014, expectativas que son “relativamente buenas en comparación con el contexto internacional”, concluyó el entrevistado.
 
Información proporcionada por Finsat.