Economía

Perforadoras de Eagle Ford quieren gas shale mexicano

10 febrero 2014 4:55 Última actualización 28 agosto 2013 0:0

Sergio Meana

HOUSTON, Texas.- Empresas perforadoras de Eagle Ford, el yacimiento de gas shale más importante de Estados Unidos, analizan su entrada al mercado mexicano una vez se apruebe una reforma energética que se los permita.
 
Darrel Hagerman, Vicepresidente Comercial de Crestwood Midstream Partners, una compañía que se dedica al procesamiento de gas natural afirmó que una de sus pláticas más constantes y serias es la de entrar al mercado mexicano.

En el marco del congreso “Eagle Ford: Producción de petróleo, condensados y crecimiento de mercados” reconoció que la empresa tiene reuniones constantes donde se instrumenta la entrada a nuestro país.

“Puedo asegurarte que tenemos juntas constantes sobre la entrada al mercado mexicano, no puedo discutir los detalles de cómo entraremos, pero sí que está definitivamente en la discusión, y al menos en áreas como transporte de gas natural y su manejo seguro que es una posibilidad”, indicó Hagerman.

Por otra parte, Ajay Badwhar, gerente de mercado en el sector de petrolero y gas de The Dow Chemical Company, afirmó que Campeche y la parte de México de Eagle Ford, es decir la cuenca de Sabinas-Burgos, serán los principales intereses de las compañías internacionales.

“No es que una empresa se vaya a quedar fuera de la jugada, al revés, hay más para todos cuando se abre el mercado, pero generalmente las empresas privadas buscan reservas que ya estén bien probadas o yacimientos similares a los que han tenido experiencia, en el caso de México los primeros van a ser Campeche y la parte de Eagle Ford que les corresponde”, indicó.

El área se extiende desde el sur de Estados Unidos donde se han perforado 5 mil 713 pozos hasta el noreste de Coahuila, donde la misma formación geológica se conoce como la cuenca de Sabinas-Burgos y en la cual se han perforado tres pozos.

No solo fueron empresas americanas las interesadas, pues también un ejecutivo de la japonesa Osaka Gas Resources, que pidió no ser citado, dijo que estaba sorprendido de que en muchas de las exposiciones del congreso los mapas se cortaran en la frontera entre Estados Unidos y México cuando el yacimiento es el mismo.

En este sentido, comentó que en su empresa están analizando las oportunidades de gas shale en México, pues es un territorio casi virgen a lado de uno sobre explotado, pero que aún no entienden cómo serán los contratos.

Glenn Karnei, gerente de petróleo para Estados Unidos de Andarko Petroleum Services, la compañía independiente más grande que explora y explota en aguas profundas en el Golfo de México, admitió que entrar al País a aguas profundas sería algo que haría mucho sentido.
 
“Estamos justo ahí, casi en la frontera, tanto con Eagle Ford como en el Golfo de México, entonces entrar a México sería algo que haría mucho sentido, pero tenemos que conocer los detalles (de la reforma energética)”, aseguró.

Incluso al saludar, el ejecutivo de la empresa estadounidense bromeó: “¿eres de México?, ¿ya nos van dejar entrar a sus aguas?”.