Economía

Perforación de pozos
cae 16% anual

El número de pozos perforados por Pemex pasó de 167 en el tercer trimestre de 2013 a 140 en el mismo periodo de este año, lo cual se debe a la migración de contratos que hicieron las empresas a partir de la reforma energética.
Sergio Meana
30 noviembre 2014 22:8 Última actualización 01 diciembre 2014 5:5
Pemex

La disminución de la actividad en los pozos no afectará la producción petrolera, indicaron especialistas. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El número de pozos perforados por Petróleos Mexicanos (Pemex) disminuyó 16 por ciento anual al tercer trimestre, al pasar de 167 pozos al tercer cuarto del año pasado, a 140 este año, de acuerdo con información de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH). Con ello Pemex dejó de perforar 27 pozos el tercer trimestre de 2014, en comparación con el mismo periodo de 2013.

La Región Sur, donde están los activos Cinco Presidentes, Bellota-Juco, Macuspana-Muspac y Samaria Luna, fue la principal afectada pues de julio a septiembre de 2013 contaba con 78 pozos exploratorios, pero para el tercer trimestre de 2014 la cuenta es de 36 pozos.

En el rubro de pozos perforados, la subactividad que se vio severamente afectada fue la de pozos explorados, que bajo 62 por ciento, al pasar de 13 pozos explorados en el tercer trimestre de 2013 a sólo cinco en el mismo tercio de este año. En tanto que en los pozos en desarrollo, la actividad bajó 12 por ciento, al pasar de 154 pozos en el tercer trimestre de 2013 a 135 en el mismo periodo de este año.




Gonzalo Monroy, director general de la consultora Gmec, explicó que la reducción en pozos perforados se debe a la migración de los contratos que tuvieron que hacer las empresas privadas, a partir de la reforma energética, sobre todo en la zona de Chicontepec.

“La caída se explica por la migración de los contratos, especialmente los de Chicontepec, pues ahí sí se interrumpieron los contratos porque algunas empresas migraron a servicios, utilidad y producción compartida”, apuntó.

No obstante, aclaró que la menor actividad en pozos, no tuvo un gran impacto en la producción petrolera, debido a que en esos pozos la producción promedio es de 200 a 600 barriles diarios.

Arturo Carranza, analista de Solana Consultores, agregó que otro factor que ha impactado es el mercado de equipos de perforación, pues dada su alta demanda y poca oferta los precios han aumentado. “El mercado de los equipos de perforación está ajustado, es decir hay una demanda por los equipos de perforación y hay poca oferta, y eso eleva los costos de la renta de los equipos y explica parte de las pérdidas en PEP”, señaló.