Economía

Percibe Banxico mayores riesgos para la economía

Debido a que el consumo privado se ha desacelerado y las exportaciones de manufactura presentaron un menor ritmo, la Junta de Gobierno del Banxico señala que el balance de riesgos de la economía nacional se ha afectado.
Jassiel Vsldelamar | Abraham González 
11 agosto 2016 23:0 Última actualización 12 agosto 2016 8:15
Banxico

Banxico detalló que es importante reforzar las políticas orientadas a mantener los fundamentos macroeconómicos sólidos en el país. Bloomberg)

La Junta de Gobierno del Banco de México aseguró que el balance de riesgos para la economía se ha deteriorado como consecuencia de la debilidad industrial y de un freno en el sector servicios.

En su comunicado de política monetaria anunció que la tasa de referencia se mantuvo en 4.25 por ciento y destacó que el consumo privado se ha desacelerado y aunado a ello las exportaciones de manufactura y la inversión registraron un menor ritmo.

Analistas de Capital Economics aseguran que este lenguaje podría ser una señal de que el Comité de Política Monetaria se “ha asustado” por la debilidad de los datos preliminares del PIB en el segundo trimestre del año, dados a conocer a principios de este mes.

cuenta corriente

“Esperamos que la inflación suba a su objetivo del 3 por ciento a finales de este año, pero la preocupación por la desaceleración de la economía significa que, en ausencia de una renovada ola de ventas de divisas, las autoridades del banco central podrían resistirse a elevar las tasas de interés durante el tiempo que sea posible. Al final, se sospecha que la Reserva Federal va a ser el detonante”, indicaron.

CAUTELA EN TIPO DE CAMBIO

Algunos economistas opinan que la desaceleración de la actividad económica doméstica y las perspectivas de inflación sin cambios significativos no impiden denotar cierto tono de cautela en el comunicado de Banxico, pues a diferencia de informes anteriores ahora se hace énfasis en los factores que podrían detonar un nuevo episodio de depreciación cambiaria, lo que constituye el principal riesgo al alza sobre la inflación.

En particular, se menciona la incertidumbre por las elecciones en Estados Unidos, un deterioro adicional en la cuenta corriente y el reinicio del proceso de normalización monetaria por parte de la Reserva Federal.

Miguel González Ibarra, coordinador del Centro de Estudios Financieros y de Finanzas Públicas de la UNAM, indicó que la política monetaria del Banco de México continúa con un sesgo acomodaticio a las decisiones de la Fed, aunque no hay que desestimar los riesgos que adicionalmente se presentan en la inestable economía mundial con el exceso de liquidez que se sigue produciendo.

“Las políticas que han llevado a cabo tanto Banxico como la SHCP están bien alineadas, pero lo más importante es mantener unas finanzas públicas que no desestabilicen el mercado financiero, que no exista un repunte inflacionario y que no se desborde el tipo de cambio y el crédito interno”, opinó.

CLAVE, LAS FINANZAS PÚBLICAS

El Banco de México detalló que es crucial reforzar las políticas orientadas a mantener los fundamentos macroeconómicos sólidos en el país, en particular, acciones adicionales de consolidación de las finanzas públicas, tales como procurar un superávit primario a partir de 2017.

El llamado de Banxico se realiza a poco más de un mes para que comience el periodo de aprobación del presupuesto de la Federación para 2017, el cual entregaría la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a la Cámara de Diputados, como parte del paquete económico.

“El Banco de México está poniendo mucha atención a la deuda en relación con el PIB, que ha venido creciendo y por eso insiste en este comunicado que generar un superávit primario para 2017. Eso para el banco central es un ancla de estabilidad económica”, dijo Rafael Camarena, economista de Santander México.

Guillermo Aboumrad, director de estrategias de mercado de Finamex, destacó que el Banco de México confía en los ajustes que habría de hacer el gobierno federal.

“Banxico confía en que la consolidación fiscal esperada para 2017 propicie los ajustes necesarios en la cuenta corriente. A finales de este mes, estaríamos conociendo los Criterios Generales de Política Económica, por lo que Banxico también le podría estar dando al gobierno federal el beneficio de la duda de que realizarán los recortes al gasto apropiados para procurar un superávit primario a partir del próximo año, lo que le quita presión a la política monetaria”, dijo.

Los analistas prevén que si no se observa un deterioro adicional en las cuentas externas y el tipo de cambio se mantiene estable, la política monetaria se alinearía con la de la Reserva Federal de Estados Unidos y se esperaría una alza en la tasa para diciembre.

>