Economía

Pemex intercambiaría crudo con EU dos meses después de aprobación

El director general de la petrolera, Emilio Lozoya, dijo en Davos que, de aprobarse la propuesta, en un año o un año y medio llegaría a los niveles de 100 mil barriles por día.
Reuters
21 enero 2015 11:21 Última actualización 21 enero 2015 11:21
Emilio Lozoya Austin. (Cuartoscuro/Archivo)

Emilio Lozoya, director general de Petróleos Mexicanos (Archivo)

DAVOS, Suiza. - La petrolera estatal mexicana Pemex estaría lista para iniciar el intercambio de crudo ligero de Estados Unidos dos o tres meses después de una eventual aprobación de la misma por parte de las autoridades de ese país, dijo este miércoles el director general de la empresa.

Pemex anunció este mes que propuso a Estados Unidos un intercambio bajo el cual importaría hasta 100 mil barriles por día (bpd) de crudos ligeros y condensados a cambio de venderle crudos pesados, lo que terminaría con la tradición exportadora de México.

El acuerdo buscaría incrementar la producción de gasolina y diesel y disminuir la de combustóleo y de petrolíferos con alto contenido de azufre en las refinerías de Pemex y proveer a Estados Unidos de crudo pesado mexicano para procesar en las refinerías de ese país.


"El intercambio de crudo con Estados Unidos hace perfecto sentido económico", dijo a Reuters el director general de Pemex, Emilio Lozoya, en una entrevista en el marco del Foro Económico Mundial en Davos.

"Queremos hacer lo que ya están haciendo los canadienses", añadió.

"Ahora todo depende de su decisión. Podemos iniciar dos o tres meses después de que se haya dado la aprobación y en un año o un año y medio llegar a los niveles de 100 mil (bpd)", subrayó.

Si son aprobadas, las importaciones pueden marcar una nueva era en las relaciones en energía con Estados Unidos, donde la producción ha repuntado debido al auge del petróleo de esquisto.

Hasta ahora, México, el décimo mayor productor mundial de crudo, se ha enfocado en exportar una muy buena parte de su producción pese a que importa mucha de la gasolina que consume.

Una profunda reforma energética puesta en marcha el año pasado terminó con el monopolio de 75 años de Pemex en la exploración y producción de crudo y gas y el Gobierno mexicano está esperando atraer miles de millones de dólares en inversión extranjera al sector.

Pemex está batallando para revertir una década de declive en la producción de petróleo y ahora el desplome de los precios del crudo está golpeando sus finanzas.

"El costo de producir un barril de petróleo en Pemex es de 23 dólares. Así que creo que nuestros proyectos en aguas someras son altamente competitivos incluso en los actuales precios. Nuestros campos en tierra son también un buen negocio", dijo Lozoya.

Hay muchos campos de tamaño mediano que no son muy grandes para Pemex pero son lo suficientemente grandes para empresas de tamaño mediano y aguas profundas también representa una buena oportunidad gracias a la existencia de una gran infraestructura cerca de Estados Unidos.