Economía

Pemex emite deuda por 15 mil mdp

01 febrero 2014 9:30 Última actualización 28 noviembre 2013 15:5

  [Las emisiones de Pemex recibieron buenas calificaciones. / Bloomberg] 


 
Leticia Hernández Morón
 
 
Petróleos Mexicanos (Pemex) realizó la emisión de Certificados Bursátiles bajo el amparo de una nueva emisión a tasa variable con clave de pizarra PEMEX 13 y una nueva emisión a tasa fija con la clave PEMEX 13-2 por un monto conjunto de hasta 15 mil millones de pesos,  esto bajo el Programa Dual de Certificados Bursátiles que sustenta la emisora hasta por 300 mil millones de pesos o su equivalente en UDIs.
 
 
La reapertura de la emisión con clave de pizarra PEMEX 13-2 junto con la reapertura de la emisión con clave de pizarra PEMEX 13 tendrán un plazo legal de aproximadamente 11 años; la primera vence en septiembre de 2024 y la segunda en febrero de 2019.
 
 
Ambas emisiones se realizarán bajo la modalidad de vasos comunicantes y no podrán exceder de 15 mil millones de pesos en conjunto al momento de las disposiciones. Su registro en la BMV quedará el 11 de diciembre próximo y contarán con la garantía solidaria, incondicional e irrevocable de Pemex Exploración y Producción, Pemex- Refinación, Pemex Gas y Petroquímica Básica en términos del Convenio de Responsabilidad Solidaria y de los Certificados de Designación correspondientes.
 
 
Esta emisión corresponde a la Décima Cuarta disposición al amparo del Programa Dual de Certificados Bursátiles autorizado por la CNBV en marzo de 2009 y ampliado en octubre de ese mismo año, en septiembre de 2011 y en noviembre de 2012, hasta quedar establecido un monto de hasta 300 mil millones de pesos o su equivalente en Unidades de Inversión (UDIs). Actualmente se han utilizado 180 mil 17.4 millones de pesos del  total del programa en 15 emisiones.
 
 
 
 
Calificadoras dan visto bueno
 
 
Las emisiones recibieron las calificaciones más altas por parte de las calificadoras. Standard & Poor’s otorgó “mxAAA”, que indica capacidad de pago sustancialmente fuerte; de igual forma, HR Ratings ratificó la calificación de largo plazo de “HR AAA” en escala nacional, lo cual significa que el emisor o emisión con esta calificación se considera de la más alta calidad crediticia, ofreciendo gran seguridad para el pago oportuno de las obligaciones de deuda.
 
 
Por su parte, Moody’s calificó las nuevas emisiones con Baa1 en escala global, moneda local y de Aaa.mx en Escala Nacional de México con perspectiva estable, como reflejo de las  importantes reservas probadas de hidrocarburos de 13 mil 900 millones de barriles equivalentes de petróleo (BOEs), una producción de petróleo y gas natural en el rango de los 3.7 millones de BOEs diarios en 2013, así como su calidad de monopolio, operaciones integradas y posición como exportador líder de crudo a Estados Unidos.
 
Sin embargo, Moody’s considera que la reforma energética que se propone en México es la más importante para Pemex al día de hoy y podría ser positiva para efectos crediticios a más largo plazo. Sin embargo, no tendrá un efecto inmediato en las calificaciones de la compañía, debido a su estrecha relación con las calificaciones soberanas y las incertidumbres en torno a cómo se resuelva finalmente la propuesta.
 
 
Apunta que aún es prematuro evaluar el resultado de la reforma, misma que pudiera cambiar significativamente conforme el Congreso continúa debatiendo algunas áreas claves tales como el reparto de la producción.
 
 
La perspectiva estable para la paraestatal depende de su capacidad para financiar su capital sin grandes incrementos en su apalancamiento y de mantener un perfil de producción estable.
 
Por su parte, Fitch Ratings asignó calificaciones  “AAA(mex)” en escala nacional y en escala internacional en moneda local de “A-“ a los Certificados Bursátiles Adicionales de la décima cuarta y décimo quinta emisión de Ceburs de la emisora. Señala que estas calificaciones reflejan el vínculo con el gobierno mexicano y su importancia fiscal para el soberano.
 
 
También consideran su sólida utilidad antes de impuestos, perfil orientado a la exportación, importantes reservas de hidrocarburos y fuerte posición de mercado en México. De igual forma, también toman en cuenta los niveles significativos de deuda ajustada de la compañía, importante carga fiscal, requerimientos altos de inversión, patrimonio negativo y el riesgo de interferencia política.