Economía

Pemex desaprovecha trabajo de la UNAM, acusa investigador

El Centro de Geociencias de la universidad ofrecen solucionar problemas de exploración y explotación con estudios de suelo, convenios e incluso, negociaciones en el campo de la geociencia, pero que la petrolera nacional no los toma en cuenta.
Sergio Meana
15 junio 2017 20:6 Última actualización 15 junio 2017 20:17
Alfa

La empresa está a la espera de que Pemex retome el proyecto de asociarse en el negocio de monoetilenglicol, mismo que está indefinido.

Mérida, YUC.- La burocracia de Pemex y su predilección por facultades extranjeras provocaron que las investigaciones del Centro de Geociencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) no se aprovechen, reveló el director de esta unidad de investigación, Luca Ferrari.

 "Nosotros hacemos una investigación aplicada y la negociación: se cotizan los estudios, se hace un convenio, pero también se retrasa mucho por la burocracia misma de la UNAM y de Pemex”, explicó.

Entrevistado en el marco de la Cumbre Internacional para Estudiantes (SES, por sus siglas en inglés), señaló que por mucho tiempo la petrolera nacional sólo contrató a empresas extranjeras aunque ahora la situación ha empezado a cambiar.

Entre las soluciones se debe pensar en modelos que reduzcan la brecha entre la investigación académica y su aplicación práctica, detalló.

“Es un esfuerzo que tiene que hacer Pemex, así como las nuevas compañías y los investigadores de poder comunicar, reducir la distancia históricamente entre la aplicación y el conocimiento básico”, recomendó el investigador.

Dentro del centro se llevan a cabo investigaciones relacionadas con los tipos de roca, con nuevas formas de extraer petróleo, y en muchas ocasiones son por pedidos expresos, pero ni así se utilizan, manifestó.

“Esencialmente son proyectos que apoyan a la exploración tanto en tierra como en offshore eso es lo que nosotros podemos ofrecer, en algunos casos es introducir las técnicas a la exploración que no se habían utilizado antes.

“Sin embargo, las cosas cambian rápidamente, la investigación dura un cierto tiempo, pero a veces las decisiones que tiene una empresa como Pemex tienen que ser más rápidas, o incluso cambian al jefe etcétera y entonces no hay mucho seguimiento.

La reforma energética tampoco ayudó mucho a este proceso, pues por el contrario, modificó las estrategias de la empresa productiva del estado y por tanto se perdieron proyectos de investigación", opinó.