Economía

Pemex confía en mantener mercado en refinerías de EU

La empresa petrolera espera que su crudo pesado Maya siga siendo el bastión en los próximos años de la dieta de las plantas de Texas y Lousiana.
Reuters
17 marzo 2015 16:37 Última actualización 17 marzo 2015 17:23
pemex campeche

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Petróleos Mexicanos (Pemex) confía en que su mayor crudo de exportación mantenga su tajada del mercado en las refinerías de Estados Unidos en la costa del Golfo de México sin que se genere una guerra de precios para contrarrestar las crecientes ventas de su competencia canadiense.

La petrolera estatal espera que su crudo pesado Maya siga siendo bastión en los próximos 10 años de la dieta de las plantas de Texas y Louisiana, que forman parte del mayor centro refinador del mundo con una capacidad combinada para procesar crudos pesados de 1.5 millones de barriles por día (bpd).

Expertos creen que la competencia entre el crudo Maya -que representa el grueso de las exportaciones de Pemex- y el Western Canadian Select (WTC) podría llevar a un guerra de descuentos para competir por ese mercado refinador.

Pero Pemex no lo ve así.

"No esperamos nosotros una guerra de precios, esperamos mayor competencia, sí,", dijo en una entrevista José Manuel Carrera, director general de PMI Comercio Internacional, brazo comercializador de la petrolera estatal mexicana.

El funcionario afirmó que aunque se trate en ambos casos de crudos pesados, estos no son sustituibles y argumentó que muchas refinerías del sur de Estados Unidos fueron diseñadas para procesar Maya.

México, el tercer mayor proveedor de crudo a Estados Unidos después de Canadá y Arabia Saudita, exportó un promedio de 792 mil bpd a su vecino del norte el año pasado, la gran mayoría Maya.

Pero los envíos a Estados Unidos han caído a la mitad respecto al máximo de 1.48 millones de bpd en 2004, según datos oficiales, lo que refleja la fuerte disminución de la producción de petróleo de Pemex en el mismo período.

"Que ahora lleguen los canadienses no es una novedad para nosotros porque siempre el crudo Maya ha estado sometido a competencia internacional, lo que ha hecho un producto preferido de muchas refinerías en el sur de los Estados Unidos", dijo Carrera.

Pemex exportó en enero mil 261 millón de bpd de los cuales un 77 por ciento fue Maya. El 61 por ciento de las exportaciones globales fue a América y el 22 por ciento a Europa.

SÍ AL SWAP, NO AL CAMBIO DE FÓRMULA

Consultado sobre un anunciado intercambio (swap) de petróleo con Estados Unidos, que se esperaba fuera aprobado para el primer trimestre, Carrera dijo que espera suceda pronto.

"Me gustaría verlo mañana o me gustaría haberlo visto ayer, pero la verdad es que es un permiso que unilateralmente tiene que conceder Estados Unidos", dijo.

Pemex propuso a fines de 2014 al Departamento de Comercio estadounidense un intercambio mediante el cual México importaría hasta 100 mil bpd de crudos ligeros y condensados a cambio de exportarle crudos pesados a Estados Unidos.

Por otra parte, Carrera dijo que no harían falta barriles adicionales a los que exporta actualmente México a Estados Unidos para cubrir el intercambio.

"Esperaremos la mecánica del swap (...) pero digamos dentro de la exportaciones que tengo hoy caben perfectamente barriles que no están comprometidos", dijo.

Y mientras las exportaciones a Estados Unidos han caído, Pemex ha buscado diversificar sus envíos.

Así, por ejemplo, anunció recientemente que había vendido a Corea del Sur varios embarques de crudo y que espera que entre enero y abril sumen unos cinco millones de barriles de crudo, los cuales aspira a duplicar en 2015.

Carrera reveló que Pemex vendió a fines del 2014 un primer embarque de unos 200 mil barriles a Nicaragua. "Estoy trabajando en mandar otro cargamento adicional", agregó al estimar que podría estar entre 200 mil y 400 mil barriles.

Y consultado sobre si Pemex ajustaría la fórmula para calcular los precios de sus crudos, como han sugerido algunos expertos argumentando que la petrolera está perdiendo dinero con la actual, Carrera lo negó enfáticamente.

"No, somos claros y tajantes. Si le funciona a México y si le funciona a sus clientes no veo razón para modificarla", dijo.

PMI ha ajustado la fórmula de fijación de precios del crudo Maya para el Golfo hasta cuadruplicar el descuento desde 0.65 dólares por barril (dpb) en octubre a 3.70 dpb en enero, en medio de los nuevos suministros de crudo pesado de Canadá.

Mientras tanto, los oleoductos estadounidenses Flanagan South de 600 mil bpd y Seaway Twin de 450 mil bpd empezaron a brindar servicio en diciembre y los volúmenes de crudo pesado a la costa del Golfo se han disparado un 60 por ciento respecto a mediados del 2014 gracias en parte al gran diferencial entre el WCS frente al Maya.