Economía

Pemex cierra la venta de su participación en Repsol

Pemex vendió su participación del 7.86 por ciento en la petrolera española; de acuerdo con el Deutsche Bank, con la negociación, la mexicana recaudó un total de 2 mil 90 millones de euros.
Reuters
04 junio 2014 7:42 Última actualización 04 junio 2014 8:1
pemex

(Bloomberg)

Pemex vendió el grueso de su participación en la compañía energética española Repsol por 2 mil 90 millones de euros (2 mil 900 millones de dólares), poniendo fin a una asociación de un cuarto de siglo que además le brindará efectivo para invertir en el sector energético de su país.

La salida de Pemex como uno de los tres principales accionistas de Repsol termina una relación que se había vuelto cada vez más tensa debido a desacuerdos sobre políticas que van desde la administración al manejo de las inversiones de la compañía española en Argentina.

La venta se produce cinco días antes de que el presidente Enrique Peña Nieto, realice su primera visita oficial a España, en momentos en que la segunda mayor economía de América Latina abre su sector energético con las reformas en materia energética.


Petróleos Mexicanos (Pemex) vendió una participación del 7.86 por ciento a inversionistas privados no revelados a 20.10 euros por acción, con un descuento del 3.7 por ciento respecto al cierre de los títulos de la compañía española el martes, en una colocación gestionada por Citigroup y Deutsche Bank.

Por separado, HSBC Holdings declaró un 5.37 por ciento de participación en Repsol valuada en mil 400 millones de euros el martes, convirtiéndose en el cuarto mayor accionista de la petrolera española detrás del prestamista CaixaBank , la constructora Sacyr y la singapurense Temasek.

Las acciones de Repsol, cuyas transacciones bursátiles fueron suspendidas antes del anuncio, caían 4 por ciento a 20 euros, por debajo del precio de colocación.

La interrogante sobre si Pemex todavía podría asociarse con Repsol para actividades de exploración en aguas profundas en el Golfo de México probablemente estará en la agenda de Peña Nieto cuando se reúna con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, la semana próxima, de acuerdo a Robert Tornabell, economista de la Escuela de Negocios Esade.

"Las negociaciones sobre el Golfo de México ahora pueden desarrollarse país a país, sin que el asunto de la participación esté en el medio. Para España es crucial poder importar gas desde México para enviarlo más tarde al resto de Europa", declaró Tornabell.

Analistas de Repsol se mostraron satisfechos con la salida de Pemex, al decir que la medida debería reducir las tensiones en el directorio de la petrolera española y permitirle al presidente del grupo europeo, Antonio Brufau, enfocarse en los planes de adquisición.