Economía

Pemex activa su plan de reforma

José Antonio González Anaya, nuevo director de Pemex, tiene como prioridad acelerar la implementación de la reforma energética, reducir los costos y maximizar los beneficios de la petrolera, en un contexto de bajos precios del petróleo.
Bloomberg
09 febrero 2016 10:36 Última actualización 09 febrero 2016 13:37
pemex me

(Especial)

El nuevo director general de Pemex, José Antonio González Anaya, puede contribuir a allanar el camino hacia una inyección adicional de efectivo por parte del gobierno con el fin de ayudar a la petrolera a enfrentar una caída prolongada en los mercados de crudo.

González Anaya
fue designado para suceder a Emilio Lozoya como director general de Petróleos Mexicanos. Lozoya se vio en medio de una crisis desde que el Gobierno federal solicitó a la compañía que introdujera mayores reducciones de costos y acelerara su búsqueda de socios para compartir el gasto de desarrollar los yacimientos petrolíferos del país.

“El nuevo director general tiene como prioridad la eficiencia y la rentabilidad de todos los procesos de Pemex, poniendo énfasis en la competitividad internacional de la empresa”, dijo el presidente Enrique Peña Nieto en una reunión informativa en la Ciudad de México.


Es una exigencia elevada para Pemex, que ha visto caer su margen de ganancia hasta su nivel más bajo en siete años en tanto los costos crecieron y los precios del petróleo se desplomaron un 70 por ciento desde los máximos de 2014.

González llega al puesto con antecedentes en finanzas y economía y con experiencia en la secretaría de Hacienda, lo cual podría ayudarlo a trabajar en una relación más estrecha con el gobierno a la hora de llevar a cabo los cambios deseados, dijo Duncan Wood, director del Instituto de México en el Woodrow Wilson International Center for Scholars en Washington.

Su nombramiento puede ser “un signo de que el Gobierno quiere a alguien que avance con las reformas”, dijo Wood. “Se estaba instalando una idea de agotamiento con Lozoya”.

Pemex necesita “acelerar la implementación de la reforma energética en un entorno muy difícil”, dijo González en una entrevista con El Financiero-Bloomberg TV. Se comprometió a trabajar estrechamente con la Secretaría de Hacienda para reducir los costos y maximizar los beneficios.

NECESIDAD DE EFECTIVO

No es que al nuevo director general pueda resultarle más fácil. La necesidad que tiene Pemex de más efectivo del gobierno para poder capear la regresión depende de su capacidad para implementar más reducciones.

La solicitud de que Pemex baje los costos en un período de deuda en alza y precios del crudo deprimidos es “como pedirle a una persona famélica que coma menos”, según David Enríquez, socio en la consultora en el área de energía Goodrich Riquelme & Asociados AC con sede en la Ciudad de México.

Pemex declaró pérdidas 12 trimestres seguidos, incluida una pérdida récord de 10 mil 200 millones de dólares en el tercer trimestre de 2015, y proyecta más recortes de empleos en tanto su deuda superará los 100 mil millones de dólares este año.

Funcionarios de prensa de Pemex y su departamento de relaciones con los inversores no respondieron a llamadas telefónicas y mensajes de consulta.

La rentabilidad de Pemex se deterioró más que la de la mayoría de sus 119 pares en los últimos cuatro trimestres, según datos recopilados por Bloomberg.

El año pasado redujo un 18 por ciento los gastos de capital, pero esto se compara con un promedio en el sector de 32 por ciento, según un informe de la compañía con fecha del 2 de febrero.

: