Economía

Pekín llega al top 10 de ciudades para invertir

La capital china se ubicó en la octava posición de 84 urbes clasificadas por AT Kearney Inc.; el listado lo completan París, Tokio, Hong Kong, Los Ángeles, Chicago, Singapur y Washington.
Bloomberg
16 abril 2014 18:58 Última actualización 18 abril 2014 5:0
Etiquetas
PEKÍN (bLOOMBERG)

El edificio Citic en Pekín, China. (Bloomberg)

La capacidad de Pekín para atraer inversión empresarial ayudó a la ciudad a escalar en el top 10 de las ciudades con mayor atractivo global.

La capital china se ubicó en la octava posición de 84 municipios clasificados por AT Kearney Inc., firma de consultoría con sede en Chicago; un salto desde la posición 14 de hace dos años y 12 en 2008. Nueva York y Londres encabezaron la lista por cuarta vez consecutiva.

La posición de Pekín se elevó aun cuando la contaminación récord surgió como un riesgo que podría disuadir el talento y la inversión.

Explotando su papel como capital de la segunda economía más importante del mundo, la ciudad superó a Seúl y Singapur. Los consultores citaron el crecimiento en el número de escuelas internacionales, suscriptores de banda ancha y museos, además del aumento del comercio internacional.

"Lo que hemos visto a lo largo del tiempo es que una vigorosa actividad empresarial y una influencia política de peso pesado son una combinación de atributos que realmente impulsan ciudades, y Pekín es un ejemplo perfecto de esto", dijo Andreas Mendoza Peña, director de AT Kearney en Chicago. "Vemos que Pekín continúa su tendencia al alza".

El índice de la firma, que se publicó este martes, se basó en 26 indicadores de qué tan bien los municipios generan, atraen y retienen talento.

El top 10 se completó con París, Tokio, Hong Kong, Los Ángeles, Chicago, Singapur y Washington. Bruselas y Seúl cayeron entre los segundos 10. Los progresos en Shanghái y Cantón resaltaron el ascenso de China.

El movimiento de nivel de Pekín es inusual, dice AT Kearney. Desde el debut del índice en el 2008, sólo 23 ciudades han ocupado las 20 primeras posiciones.

"Por debajo de los primeros 10 se puede ver la competencia seria", dijo Mendoza Peña. "En conjunto las ciudades están mejorando por lo que todas tienen que correr para no quedarse atrás".

Europa y la región Asia-Pacífico tenían cada uno siete ciudades en el top 20, por delante de América que cuenta con seis. En el puesto 20, Buenos Aires se convirtió en la primera ciudad de América Latina mejor posicionada. A pesar de los problemas económicos de Egipto y de la agitación política, El Cairo siguió siendo la ciudad más importante en África.

Estambul fue la que más se elevó, ascendiendo al 28 de 37, mientras que Boston y Zurich fueron las que más cayeron, disminuyendo seis posiciones al 21 y 31, respectivamente.

Los otros indicadores incluyen la actividad empresarial, el capital humano, el intercambio de información y la cultura.

CIUDADES DEL FUTURO

Durante los seis años transcurridos desde que A.T. Kearney comenzó la aventura, Buenos Aires y Mumbai son las ciudades que más han ascendido entre las 60 urbes originales, cada una escalando 13 posiciones. La capital de Argentina fue elogiada por su intercambio cultural y capital humano, mientras que Mumbai ganó puntos por intercambio de información. Por el contrario, Bangkok ha caído 15 posiciones.

Por primera vez, A. T. Kearney identificó ciudades con más probabilidades de mejorar su posición global en los próximos 10 a 20 años. Yakarta, Manila y Addis Abeba lideraron la lista de estas ciudades del futuro.

Un riesgo para la capital china es su contaminación. La concentración de PM2.5 - las partículas que representan el mayor riesgo para la salud humana - se elevó el mes pasado a casi 10 veces el nivel considerado seguro por la Organización Mundial de la Salud.

El ministro Li Keqiang dijo en marzo que el gobierno "declararía la guerra" al smog mediante el cierre de algunas calderas de carbón y la remoción de vehículos de alta emisión de la carretera. "El desafío para Pekín es que si la contaminación continúa esta tendencia, podría afectar su capacidad de atraer y retener el mejor talento", dijo Mendoza Peña.