Economía

Pedidos de maquinaria en Japón confirman dudas sobre la economía

El aumento de 1.3% en los principales pedidos de maquinaria en noviembre se da luego del descenso de 6.4% en octubre. Las compañías siguen siendo cautelosas a la hora de determinar sus gastos, debido a que dudan de la capacidad de la economía para recuperarse de la recesión.
Reuters
15 enero 2015 12:47 Última actualización 15 enero 2015 13:10
Pedidos de maquinaria en Japón

Un gasto de capital débil podría poner en duda la eficacia de las políticas del primer ministro Shinzo Abe. (Bloomberg)

TOKIO.- Los principales pedidos de maquinaria de Japón se elevaron menos que lo esperado en noviembre, lo que sugiere que las firmas siguen siendo cautelosas sobre el gasto de capital en momentos en que la inquietud sobre el crecimiento mundial se suma a las dudas sobre la capacidad de la economía para recuperarse de una recesión.

La mediocre inversión empresarial también podría ser una señal de que la demanda del consumidor es débil, lo que podría dificultar que el Banco de Japón alcance su objetivo de inflación del 2 por ciento.

El aumento de 1.3 por ciento en los principales pedidos, que excluyen a los de los barcos y las compañías eléctricas, estuvo por debajo de un alza de 5.0 por ciento pronosticada por los economistas consultados en un sondeo de Reuters. El incremento viene tras un descenso de 6.4 por ciento en octubre.


Las autoridades japonesas han dicho que el gasto de los consumidores, las ganancias corporativas, el gasto de capital y las exportaciones apuntalarán el crecimiento este año.

Sin embargo, las señales de una desaceleración económica mundial, el desplome en los precios del petróleo y una repentina caída en los precios del cobre enfatizan los desafíos para este escenario.

"El gasto de capital ha estado en camino de recuperación desde el verano boreal del año pasado, pero ahora estamos empezando a ver algunas señales de cautela", dijo Hidenobu Tokuda, economista de Mizuho Research Institute.

Un gasto de capital débil podría poner en duda el argumento del primer ministro Shinzo Abe de que su mezcla de estímulo fiscal, flexibilización monetaria y reformas estructurales está dando lugar a un resurgimiento del sector manufacturero de Japón.

Después de caer en una recesión en el tercer trimestre, la tercera mayor economía del mundo ha mostrado pocas señales de un rebote sólido debido a que el consumo interno se ha mantenido débil.

"Hay preocupaciones persistentes sobre la demanda interna. Algunas empresas también pueden estar preocupadas por una desaceleración en China", dijo Tokuda.

Los pedidos de los fabricantes cayeron 7.0 por ciento en noviembre, más rápido que un descenso de 5.5 por ciento en el mes anterior, mostraron los datos de la Oficina del Gabinete.

En comparación con el año anterior, los pedidos principales, una serie de datos muy volátil considerada como un indicador del gasto de capital en los próximos seis a nueve meses, cayeron 14.6 por ciento. El pronóstico promedio era de una caída anual de 5.8 por ciento.