Economía

Paul Krugman reconoce mejoría en política social de México

12 febrero 2014 4:16 Última actualización 07 mayo 2013 14:8

[Bloomberg] El premio nobel señala que hace falta calidad en educación básica.


Notimex
 
El Premio Nobel 2008 en Ciencias Económicas, Paul Krugman, reconoció que durante los últimos años la política social y de capital humano en México muestra importante mejorías, sobre todo en lo que concierne al combate a la pobreza.


Sin embargo, aseguró que los resultados de esos avances se podrán observar hasta dentro de 15 o 20 años, cuando se reflejen en un mejoramiento en las tasas de crecimiento económico.


Detalló que "todo esto toma tiempo. Cuando estamos trabajando con el capital humano y más a nivel básico, tenemos que esperar de 15 a 20 años para que realmente se refleje en las tasas de crecimiento".


En materia de crecimiento y generación de empleos, consideró que el punto débil para México es la falta de calidad en su educación básica. "Una de los elementos que parece ser importante en estos casos es la calidad de la educación básica; es un punto en el que México tiene problemas", señaló.


Krugman manifestó además que la situación económica de México, entre otros aspectos importantes, es observada en el entorno internacional con una visión optimista y con resultados más claros a largo plazo.


"La gente con la que hablo es optimista a largo plazo de México. Son muy optimistas para México para 2030, pero tenemos que esperar hasta esa fecha", indicó.


En el marco de su conferencia "Panorama económico y seguridad social" durante la 23 Convención de Aseguradores de México, el especialista se refirió también al tema de la crisis de Europa.


Dijo estar convencido "al ciento por ciento de que el euro fue un gran error", y que revertir su circulación "sería algo muy costoso, afectaría mucho a las economías porque crearía muchos problemas. Políticamente sería un golpe terrible para todo el bloque europeo".


Dijo que no hubo un "experimento" para conocer su funcionalidad antes de homologar su uso en todos los países del bloque y "hoy lo que están encontrando es que no funciona" como esperaban.