Economía

Patrones y sindicatos desdeñan productividad

12 febrero 2014 5:16 Última actualización 03 abril 2013 7:26

[Bloomberg] De 7,442 revisiones en 2012, apenas 997 incorporaron acuerdos. 


 
Zenyazen Flores
 
A pesar del rezago en productividad que arrastra México, sólo 13.4% de las negociaciones laborales realizadas en 2012 establecieron convenios de productividad, lo cual significó que de las 7,442 revisiones salariales-contractuales entre empresas y sindicatos, únicamente en 997 se incorporaron acuerdos de este tipo.
 
Datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) indican que esos acuerdos beneficiaron a 612,502 trabajadores el año pasado, pero esa cantidad apenas representa 4% de los 15 millones 900,000 trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) al cierre de 2012.
 
En enero de 2013 la celebración de convenios de productividad cayó 43% con relación a igual mes del año anterior, toda vez que en el primer mes del presente año se registraron 66 acuerdos de productividad, y en 2012 fueron 95.
 
De enero a diciembre de 2012, 66.5% de los convenios de productividad se dieron en las pequeñas y medianas empresas.
 
Las ramas de actividad económica que presentaron los incrementos más altos en el bono de productividad fueron servicios telefónicos, industria tabacalera, hidrocarburos, comercio y construcción.
 
Aunque la nueva Ley Federal del Trabajo (LFT) establece que la STPS, en conjunto con la Secretaría de Economía (SE), deben convocar a patrones, sindicatos, trabajadores e instituciones académicas para crear el Comité Nacional de Productividad, a fin de dar mayor eficiencia al desempeño de la planta productiva y buscar mejoras salariales, hasta el momento no ha sido instalado.
 
Si bien no hay un "plazo fatal" para instituir ese Comité, integrantes de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh) manifestaron su inquietud porque desde la entrada en vigor de la reforma laboral, el 1 de diciembre de 2012, no han sido convocados para establecer las bases sobre las cuales se construirá ese organismo.
 
Cabildeo
 
La STPS argumenta que se está "cabildeando" con las cámaras empresariales la normatividad que va a regir el Comité.
 
Por ahora la creación de esa instancia está en la fase de determinar su estructura y forma de operación, por lo que será después del primer semestre cuando se puedan ver avances al respecto.
 
Humberto Ojeda, vicepresidente del Congreso del Trabajo (CT), consideró necesario agilizar la creación del Comité Nacional de Productividad, pues a pesar de que el INEGI y la STPS lanzaron recientemente un índice para medir la productividad laboral, éste sólo incluye indicadores para las industrias manufacturera y de la construcción, y el comercio.
 
"En los centros de trabajo es difícil medir la productividad. Si queremos medirla tiene que haber herramientas más específicas, porque actualmente cada industria, cada sector mide la productividad casi como Dios le da a entender. A veces se mide de manera semanal y otras veces mensual, y todo sobre cuánto se produjo."
 
Isaías González, senador priista y secretario general de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), señaló que mientras se crea el Comité, sindicatos y empresas seguirán buscando bonos de productividad a través de las negociaciones laborales.
 
En descenso
 
Recientemente, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, expuso que en los últimos 30 años la productividad en México decreció 0.7 % en promedio anual.
 
Según el índice global de productividad del INEGI-STPS, la productividad laboral se contrajo 1 % anual en el tercer trimestre de 2012, su primer descenso en casi tres años, y se encuentra por debajo de los niveles previos a la crisis.
 
Eduardo Rodríguez-Oregia, director del Doctorado en Políticas Públicas de la Escuela de Graduados en Administración Pública (EGAP) del Tecnológico de Monterrey campus Estado de México, expuso que en la capacitación, la productividad ha sido un tema ausente en la mayoría de las empresas y en la cultura laboral de los propios trabajadores.
 
"Muchas empresas dan capacitación, pero no está enfocada a aumentar la productividad, sino que lo hacen sólo por cumplir con indicadores de capacitación."
 
Por el lado del trabajador, apuntó el también consultor para el Banco Mundial, "los incentivos están direccionados en los contratos para que te paguen más por antigüedad y no por lo que produces, entonces para qué vas a producir más si no te pagan más".
 
Con infromación de El Financiero Diario.