Economía

Pasivos de Pemex y CFE no afectarán crédito
de México: Moody's

Aun si el gobierno absorbiera la mitad de los pasivos laborales de Pemex y CFE, Moody's estima que la deuda permanecería por debajo de 40 por ciento del PIB nacional.
Notimex
12 agosto 2014 15:50 Última actualización 12 agosto 2014 4:20
Moodys (Bloomberg)

Moody's señala que pasivos laborales de Pemex y CFE no afectarán crédito de México. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Los pasivos laborales de Pemex y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que serán asumidos por el gobierno, no impactarán significativamente en su calidad crediticia, aseguró Moody’s Investors Service.

En un estudio en el que estima los costos fiscales que podrían generar estos pasivos, la firma refiere que el pasado 6 de agosto el Congreso aprobó la legislación que permitirá al gobierno federal asumir una porción de los pasivos laborales de Pemex y la CFE.

La legislación estipula que el gobierno podría absorber una parte de estos pasivos en la medida en que las paraestatales introduzcan cambios a sus sistemas de pensiones como, por ejemplo, incrementos en la edad de retiro.


Aun si el gobierno federal llegara a absorber la mitad de esos pasivos, cuyo monto total se estima es equivalente al 10 por ciento del Producto Interno Bruto, al ascender a 1.7 billones de pesos, Moody’s estima que la deuda del gobierno federal permanecería por debajo de 40 por ciento del PIB.

“En este nivel, la razón de deuda a PIB continuaría siendo consistente con la calificación de A3 de México con perspectiva estable, ya que se mantendría por debajo de la mediana del grupo de países con calificación de A”, señala.

Asimismo, si el gobierno llegara a absorber 50 por ciento del total de los pasivos pensionales, con lo que agregaría cinco puntos del PIB a la deuda gubernamental, la calificadora estima que el incremento anual en el pago de intereses estaría en el orden de 0.25 por ciento del PIB, monto que considera manejable.

“El incremento en el pago de intereses tendría un impacto moderado en las cuentas fiscales tomando en cuenta que actualmente proyectamos déficits fiscales de 1.0 a 2.0 por ciento del PIB para el periodo 2014-2018”, argumenta.

Dado lo anterior, de acuerdo con el reporte, Moody’s espera que la razón deuda a PIB reporte una tendencia a la baja durante los próximos años, aun y cuando se lleguen a reportar déficits ligeramente mayores.