Economía

Para los miedosos: economistas proponen alza de tasas de 12.5 puntos base

En lugar del movimiento usual de 25 puntos base que la Reserva Federal generalmente aplica a su tasa de interés de referencia, algunos economistas abogan por un aumento de sólo 12.5 puntos, para dar la señal de que la economía de EU mejora, pero sin provocar afectaciones en los mercados financieros.
Bloomberg
15 septiembre 2015 15:6 Última actualización 16 septiembre 2015 5:0
 [El anuncio de la Reserva Federal de EU acaparará la atención de los mercados. / Bloomberg / Archivo] 

[El anuncio de la Reserva Federal de EU acaparará la atención de los mercados. / Bloomberg / Archivo]

Hay una opción más digerible para aquellos inversionistas con miedo de enfrentar un alza de un cuarto de punto porcentual en las tasas de interés de referencia de la Fed: un aumento de 12.5 puntos base.

Un punto porcentual es equivalente a 100 puntos base.

Mientras el debate sobre si el banco central estadounidense endurecerá su política monetaria entra a sus horas finales, los economistas de ING Bank, UniCredit y VTB Capital sugieren que el novedoso incremento mostraría que la Fed está balanceando las necesidades de responder a una economía que mejora mientras minimiza la disrupción en los mercados.

“Ciertamente, sería inusual y sorpresivo, pero tras los últimos ocho años de políticas monetarias no convencionales, lo inusual se está volviendo la norma”, dijeron los economistas de ING en un reporte enviado ayer a sus clientes.


En VTB, el estratega global Neil MacKinnon dice que un alza de un octavo de punto porcentual, que sería el primer movimiento de esa magnitud desde diciembre de 1986, debería ser acompañado por una señal de la presidenta de la Fed, Janet Yellen, en el sentido de que la institución actuará nuevamente en octubre si el movimiento resulta aceptable para los mercados.

Erik Nielsen, economista en jefe de UniCredit, afirma que la Fed sólo necesita aplicar el alza o corre el riesgo de quedarse rezagado.

“No hacerlo en septiembre elevará el riesgo de mayor incertidumbre”, dijo Nielsen. “Dado que ahora todo tiene que ver con señales, yo subiría la tasa en 10 o 15 puntos base”.

Aunque al igual que MacKinnon, Nielsen reconoce que la Fed podría evaluar la respuesta de los mercados y completar el alza “normal” de 25 puntos base en su siguiente reunión, el 28 de septiembre.

Guy Lebas, director de Janney Montgomery Scott, incluso afirma que hay una probabilidad de 40 por ciento de que se dé una “microalza” esta semana.

Según los defensores del microaumento, esta decisión reforzaría las declaraciones de Yellen sobre que la Fed es guiada por datos económicos, con el mercado laboral fortaleciéndose y el desempleo en su nivel más bajo en siete años.

Al mismo tiempo, un alza más pequeña de lo normal subrayaría el otro argumento de la Fed de que elevará las tasas con cautela. El banco central también tendría menos que recortar si la economía se da la vuelta y siempre tienen espacio para acelerar las alzas si la economía toma velocidad.

Al final del día, la Fed fue heterodoxa al hacer más laxa la política monetaria y también podría hacerlo al endurecerla.

“El ambiente alrededor de las tasas de interés ha sido muy diferente desde 2007”, destacó MacKinnon en un reporte enviado a sus clientes el lunes.