Economía

PAN, PRD y PRI coinciden en desvincular salario como unidad de medida

Los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática y Revolucionario Institucional, coincidieron en que el primer paso para que se dé en el país un aumento al salario mínimo, debe ser la desvinculación del sueldo como unidad de medida administrativa.
Zenyazen Flores
05 agosto 2014 22:24 Última actualización 06 agosto 2014 0:3
[Foto de Artuto Monroy] 43.7% de los adultos prefiere guardar el dinero en efectivo o participar en tandas para ahorrar, dice encuesta de INEGI.  

PRI, PAN y PRD coinciden en desvinculación del salario. (Archivo El Financiero)

CIUDAD DE MÉXICO.- Los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Revolucionario Institucional (PRI), coincidieron en que el primer paso para que se dé en el país un aumento al salario mínimo debe ser la desvinculación del salario como unidad de medida administrativa.

Durante el Foro Internacional Salarios mínimos, empleo, desigualdad y crecimiento económico, organizado por el Gobierno del Distrito Federal, Ricardo Anaya, secretario general del PAN, dijo que si el salario se desvincula entonces habrá un salario que sólo sirva para determinar lo que una persona necesita para vivir en México.

Señaló que la propuesta del blanquiazul consiste en crear un nuevo salario en el que se ponderen como criterios las líneas de bienestar urbana y rural del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el tamaño de las familias, un salario específico para jóvenes y el tipo de ingresos que reciben las personas.


Aunque matizó, que el monto del nuevo salario mínimo debe ser "responsable" y un eventual aumento deberá gradual para evitar un perjuicio al empleo formal, mayor inflación y desempleo.

Con él coincidió Miguel Alonso Raya, vicecoordinador del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Cámara de Diputados, al señalar que en casi cuatro décadas el salario mínimo ha perdido el 72 por ciento de su poder adquisitivo, es decir, "los trabajadores han dejado de recibir tres cuartas partes de su salario en casi ultimas cuatro décadas".

Si ello no hubiera ocurrido -explicó- el salario mínimo actual sería de alrededor de 7 mil pesos mensuales y no de 2 mil pesos.

El diputado perredista dijo que su partido propondrá la eliminación de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) porque es un organismo que "no ha ayudado para que aumente el salario de los trabajadores.

"Puede ser que la Cámara de Diputados asuma esa función (de la Conasami) o que sea un instituto que sea autónomo, ajeno a los criterios de los políticos y que tenga criterios técnicos", expuso.

Sin embargo, Anaya dijo que para cambiar el mecanismo de fijación del salario, que hoy recae en la Conasami, se requieren de una reforma constitucional que difícilmente podría prosperar de manera rápida, "un tema de esta gravedad no puede esperar un acuerdo político de esta naturaleza que tardaría mucho tiempo".

En tanto, Adrián Gallardo, representante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), dijo que ese instituto político está a favor de desvincular el salario mínimo como unidad de medida, a fin de "romper esa rigidez y que salario mínimo refleje mejor".

Consideró que en el marco del debate del salario mínimo, no se debe caer en posiciones "extremas y celebró que se fije la necesidad de impulsar una nueva realidad pero no desde lo unilateral, sino colectivo (y) debe garantizarse que además de los salarios, se incluya en el debate la generación de empleo y el aumento de la productividad".