Economía

PAN continuará luchando contra corrupción del PRI: Anaya

El presidente nacional de blanquiazul aseguró que las prioridades del partido son terminar con la impunidad, y afirmó que exgobernadores como Javier Duarte, Roberto Borge y Eugenio Herández deben pagar por sus actos de corrupción.
Susana Guzmán
08 octubre 2017 14:48 Última actualización 08 octubre 2017 15:59
Ricardo Anaya. (Cuartoscuro/Archivo)

Ricardo Anaya. (Cuartoscuro/Archivo)

Tras la detención del exgobernador de Tamaulipas Eugenio Hernández, el PAN aseveró que seguirá haciendo historia con su tarea de terminar con la impunidad y la corrupción de los gobiernos priistas.

Ricardo Anaya, presidente nacional del blanquiazul, señaló que quienes han cometido actos graves de corrupción deben pagar las consecuencias, como hoy ocurre con los priistas Javier Duarte, Tomás Yarrington, Roberto Borge, Eugenio Hernández y como pronto ocurrirá con César Duarte.

Recordó que si hoy estos exgobernadores están siendo procesados es debido a la alternancia y colaboración de los gobiernos panistas y de aquellos que llegaron al cargo como resultado de alianzas con otros partidos.

"Las prioridades del PAN son terminar con la corrupción y la impunidad, así como luchar contra los privilegios y la desigualdad", apuntó.

Asimismo, resaltó “la enorme responsabilidad del PAN para seguir incidiendo positivamente en los cambios del país, transitando hacia un esquema de justicia y transparencia” e insistió que la conformación del Frente Ciudadano por México (FCM) es un paso decisivo en ese propósito.

Por su parte el coordinador del PAN en el Senado, Fernando Herrera, aseveró que el PRI-Gobierno debe responder por la corrupción de sus gobernadores y de la presente administración, que ha llevado al país a uno de los lugares peor calificados en esta materia.

“Odebrecht, el Socavón, la Casa Blanca, Javier Duarte, César Duarte, Roberto Borge, Eugenio Hernández y Tomás Yarrington son algunas de las credenciales de un PRI corrupto, junto con la de su dirigente Enrique Ochoa, quien se pagó una indemnización laboral onerosa, a cargo del dinero de los mexicanos”, recordó el legislador.

Herrera Ávila indicó que Javier Duarte, César Duarte y Roberto Borge pasaron de ser “la nueva generación del PRI”, que el Ejecutivo federal presumió hace cuatro años, a gobernantes corruptos, perseguidos por la justicia.

Más allá de condenar o expulsar a sus exgobernadores corruptos, el PRI-Gobierno debe asumir la responsabilidad por las acciones u omisiones que pudieran vincularlo con los delitos o irregularidades cometidas por aquéllos, como las que se imputan al recién detenido, Eugenio Hernández, de Tamaulipas, manifestó.

Ante ello sostuvo que la bancada panista seguirá dando la pelea contra la corrupción y exigirá que las conductas ilegales no queden impunes, como en los casos de los exgobernadores de Tamaulipas, Veracruz, Chihuahua y Quintana Roo.