Economía

Países emergentes, sin recursos para atender
a adultos mayores

Para la mayoría de los países emergentes, el aumento de adultos mayores agravará el financiamiento y prestación de cuidados a este sector, reportó Swiss Re, que señala que estas naciones se enfrentarán a escasez de cuidadores calificados y residencias adecuadas para la tercera edad.
Yuridia Torres
22 octubre 2014 23:15 Última actualización 23 octubre 2014 5:5
Asilo

Países emergentes enfrentarán incremento de adultos mayores sin los financiamientos y cuidados necesarios. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- En los próximos 15 años la población de adultos mayores crecerá hasta 80 por ciento y los sistemas actuales de financiamiento y prestación de cuidados a largo plazo para estas personas en los países emergentes, son insostenibles, reveló Swiss Re.

El último estudio sigma de Swiss Re: ¿Quién nos cuidará? A la búsqueda de soluciones sostenibles de cuidados a largo plazo para un mundo que está envejeciendo, la reaseguradora detalló que en la mayoría de los países emergentes no existen sistemas de prestación pública y que los modelos tradicionales de cuidados familiares se ven presionados por cambios demográficos.

Los cambios sociales y demográficos provocarán una escasez de cuidadores informales, otro problema, tanto en los mercados avanzados como en los emergentes, es la capacidad limitada en residencias de ancianos y la falta de cuidadores formales cualificados, detalló el documento.


“El problema es que la gente subestima el costo de los cuidados a largo plazo y sobrestima lo que proporcionará el estado”, afirma Kurt Karl, economista jefe de Swiss Re.

El estudio realizado por especialistas de la reaseguradora detalló que se espera que el gasto público en cuidados para las personas de edad avanzada se incremente en las próximas décadas, sin embargo la financiación por parte del contribuyente está limitada y el desafío económico de los cuidados a largo plazo tensará los ya ajustados presupuestos estatales.

Pese a esto, el gasto público que representa la atención a los adultos mayores no es el único problema que enfrentan los países emergentes, sino también la disponibilidad de infraestructura y de cuidados formales e informales.

“Hoy en día, entre 70 y 90 por ciento de los que prestan cuidados son miembros de la familia, y 90 por ciento de todos los cuidados a domicilio se prestan de manera informal sin compensación”, detalló Swiss Re.
Sobre esto, las tendencias demográficas apuntan hacia un declive del número de cuidadores potenciales, por esto el aumento de la oferta de cuidados a largo plazo requerirá una significativa inversión de los ya limitados presupuestos estatales.

Sin embargo, los cuidados a largo plazo rara vez son financiados mediante seguro privado y se reflejan en niveles muy bajos de ingresos por primas de seguro de dependencia.

“Los gobiernos deberían colaborar con las compañías de seguros como potenciales inversionistas en instalaciones de cuidados, porque estos suelen alojar a los pacientes inadecuadamente y de un modo muy costoso en hospitales, y no tienen capacidad financiera para invertir en infraestructuras de cuidados”, se explicó en el estudio.