Economía

Países destinan más dinero a subsidios a energía que a salud

En este año, los subsidios a energía serán de 5.3 billones de dólares, monto que supera el gasto destinado a salud de los gobiernos a nivel mundial, estimado en 6 por ciento del PIB,
reveló un reporte del Fondo Monetario Internacional.
Leticia Hernández
19 mayo 2015 0:37 Última actualización 19 mayo 2015 7:39
energía china

El lugar en donde se registran los mayores subsidiosa energía en términos absolutos es China con un valor de 2.3 trillones de dólares. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- En este año los subsidios a energía sumarán 5.3 billones de dólares, monto equivalente a 6.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, el triple de la cifra reportada hace cuatro años, o un alza de 279 por ciento, con respecto de los 1.9 billones de dólares, que representaron un 2.8 por ciento del PIB, de acuerdo con un reporte del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El reporte del FMI indica que más de la mitad de su “verdadero costo” está ligado al impacto en la contaminación local.

De acuerdo con cálculos del organismo internacional, los 5.3 billones de dólares anuales superan el gasto en salud de los gobiernos a nivel mundial, estimado en 6 por ciento del PIB, por parte de la Organización Mundial de la Salud.

Para el FMI, los subsidios tienen efectos adversos sobre la eficiencia económica, el crecimiento y la desigualdad, y a pesar de los esfuerzos de reformas en muchos países, los precios de la energía siguen estando lamentablemente por debajo de los niveles que reflejan sus costos reales.


Definidos como la diferencia entre lo que los consumidores pagan por energía y su “verdadero costo”, más su tasa impositiva de venta, los subsidios energéticos incluyen dentro de su “verdadero costo”, los costos de alimentación y el daño que inflige el consumo de energía en las personas y el medio ambiente.

Así, la contaminación local es el componente más grande del “verdadero costo” estimado en dos mil 734 millones de dólares, el 51.6 por ciento del costo total del subsidio, ya que la mayoría de estos daños ambientales, efectos por contaminación atmosférica y efectos sobre la congestión de tráfico y accidentes, son padecidos por poblaciones locales.

En cuanto a la geografía de los subsidios, el reporte identifica a Asia Emergente con la mitad de todos los subsidios, en tanto que las economías avanzadas representan una cuarta parte.

El lugar en donde se registran los mayores subsidios en términos absolutos es China con un valor de 2.3 trillones de dólares; en Estados Unidos es de 699 mil millones y en Rusia alcanzan los 335 mil millones de dólares.

El crecimiento a más del doble de la cifra estimada para el 2011 de 2 billones de dólares, en más de la mitad se atribuye a un nivel más alto de refinación en los países en detrimento de la calidad del aire y la salud de la población.

Para poner en perspectiva los problemas de salud ligados al consumo de energía y calidad del aire, el FMI expone que tan sólo en China, la Organización Mundial de la Salud estima hay más de un millón de muertes prematuras por año debido a la contaminación exterior del aire causada por la contaminación en el proceso de quema de los combustibles, especialmente el carbón y otras fuentes.