Economía

Paga la industria subsidio a tarifas domésticas

Aunque las tarifas eléctricas domésticas se ubicaron en 1.26 pesos el kilowatt/hora en marzo de este año, éstas fueron subsidiadas por el sector industrial, el cual eroga una tarifa mayor de la real para que los hogares no paguen altos recibos.
Sergio Meana
18 junio 2015 22:27 Última actualización 19 junio 2015 5:5
Torres electricidad

La tarifas eléctricas domésticas son subsididadas por el sector industrial. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.-Las tarifas eléctricas domésticas en México, que no incluyen la Doméstica de Alto Consumo (DAC), lograron estar incluso por debajo de las de Estados Unidos para marzo de este año. Se ubicaron en 1.26 pesos el Kilowatt/hora (kWh), que fue el mismo registrado en el año pasado.

De hecho, los costos para nuestro país son los más bajos en los últimos 15 años, con una diferencia de 33.4 por ciento o 63 centavos menos que las del vecino país del Norte.

Sin embargo estas tarifas están apoyadas por un subsidio que se paga de manera cruzada, es decir, los industriales pagan una mayor tarifa de la real para que en las casas del país no sean tan altos los recibos por consumo eléctrico.


Un estudio del Centro de Investigación para el Desarrollo A.C. (CIDAC), realizado por Ana Lilia Moreno y Jorge Ramírez Mata, señala que de dejarse de dar estos apoyos se eliminarían algunos aspectos que no son favorables para el desarrollo del país.

“La existencia de subsidios en las tarifas eléctricas dificulta el adecuado funcionamiento de un mercado competitivo al distorsionar los precios y mandar señales equivocadas a los consumidores”, destaca el estudio del CIDAC.

SUBSIDIOS AGRESIVOS
Otro problema asociado a este tipo de subsidios, generalizados para los sectores domésticos y agrícolas, es que son fuertemente regresivos, es decir, los sectores con mayor poder económico y por tanto con mayor uso eléctrico son quienes más aprovechan el subsidio.

Cabe señalar que alrededor de 18 por ciento del subsidio a las tarifas deficitarias (residenciales, agrícola y servicios) se logra gracias al sobrecosto en las tarifas superavitarias de los consumidores DAC (de alto consumo), comerciales e industriales, el restante 82 por ciento lo absorbe el gobierno federal, destaca el estudio.