Economía

Otras consecuencias que tuvo el “Efecto Tequila”

Después de la crisis de 1995, el Consejo Nacional de Población ha observado un cambio en la planeación familiar que ha reducido el índice de natalidad.
Angélica Hernández
13 febrero 2014 22:29 Última actualización 14 febrero 2014 5:0
[Casa Herradura e Interjet presentan el Festival del Tequila/Bloomberg] 

[Casa Herradura e Interjet presentan el Festival del Tequila/Bloomberg]

A nivel nacional, el nacimiento de personas cada año reportó su máximo histórico en 1995 cuando llegaron dos millones 444 mil mexicanos, a partir de ese devastador año en términos económicos para nuestro país, el ritmo comenzó a bajar gradualmente, de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Población (Conapo).

La base de datos del organismo da cuenta que el “Efecto Tequila” no solamente golpeó los valores y otras riquezas, sino que se reflejó directamente en la planificación familiar.

El número de nacimientos por año siguió cayendo gradualmente hasta que en 2009 se registró un descenso más pronunciado, que de acuerdo con los expertos, responde también a la recesión económica mundial, al haber pasado de dos millones 273 mil en 2008 a dos millones 251 mil nacimientos en 2010.

LA ÚLTIMA ETAPA

Hasta 2050, el país tendrá un crecimiento de la población de 1.35 por ciento anual, con lo que México se dirige hacia la última etapa de la transición demográfica en la que la mortalidad, fecundidad y la tasa de crecimiento se encuentran en un franco descenso, de acuerdo con el estudio “Proyecciones de la población 2010-2050”, realizado por el Conapo.

Detalla que la natalidad se ha reducido desde la década de los setenta, cuando el número de hijos que una mujer tendría lo largo de su vida bajo condiciones constantes era de 6.1, actualmente, a número de 2013, el número ha disminuido a 2.24 hijos por mujer, y el reporte estima que en las próximas cuatro décadas bajará a 2.08 hijos por mujer, ello a partir de 2030.