Economía

CRE ordena mercado de gasolineros con valor de 17 mil mdd

El transporte o almacenamiento de gasolina ya no será vigilado solamente por Pemex sino también por la Comisión Reguladora de Energía, por lo que el 31 de diciembre será el último día para pedir un nuevo permiso para esta actividad.
Sergio Meana
20 diciembre 2015 23:6 Última actualización 21 diciembre 2015 5:5
Gasoducto

Para cobrar por estos servicios, habrá precios que la CRE autorizará por proyecto. (Archivo EF)

El 31 de diciembre de este año es el último día para que quien hoy transporte o almacene gasolina para Pemex solicite ante la Comisión Reguladora de Energía (CRE) un nuevo permiso, ya que estos servicios serán regulados por este órgano y no sólo por la petrolera.

Esto responde a que a partir del primer día de 2016, también será posible que por primera vez marcas distintas a Pemex vendan gasolina en las calles del país, de acuerdo con la Ley de Hidrocarburos (LH).
Pero, ¿cómo saber cuánto cobrar por llevarle gasolina a una estación en la costa de Oaxaca, luego de setenta años en los que sólo Pemex lo hizo?

La pregunta cobra relevancia porque las oportunidades de negocio en este sector están valuadas por especialistas como EY y la Texas A&M International University en 17 mil millones de dólares.

La ley, expertos y la propia CRE coincidieron en que para cobrar por estos servicios no existirá como tal un listado oficial o un tabulador per-se, pero sí precios que la CRE autorizará por proyecto.

Se establecerán con base en criterios preestablecidos como el destino, la rentabilidad y la ubicación, los cuales se tomarán de los que hoy utiliza Pemex.

La Ley de Hidrocarburos indica que “la determinación de contraprestaciones, precios y tarifas de actividades amparadas por un permiso, se realizará de acuerdo al destino de los bienes y servicios, nacional o internacional, considerando las variables que garanticen la aplicación de una metodología efectiva”.

Esta “metodología efectiva” será tomada de los criterios de la petrolera estatal, hasta en tanto no expida la CRE, de acuerdo con una resolución en la materia publicada el 3 de octubre de 2014.

“En tanto la CRE no expida y apruebe los términos y condiciones, las metodologías de precios, así como las contraprestaciones, precios y tarifas (…), se estará a lo siguiente:

“Las metodologías de precios de venta de primera mano, así como las contraprestaciones, precios y tarifas por los servicios de transporte, almacenamiento y distribución de los hidrocarburos, Petrolíferos y Petroquímicos (…), se determinarán conforme a las metodologías aprobadas a Pemex por la SHCP”, indica el resolutivo.

El punto fundamental para que la CRE apruebe o no la tarifa que le propone una nueva empresa para un proyecto será la tasa interna de retorno, adelantó César Cadena Cadena, director general de la empresa transportadora de combustibles, Grupo Energéticos.

“Básicamente el asunto aquí es la CRE tendrá que aprobar estas tarifas a los permisionarios, sobre todo tomando en cuenta el retorno de inversión”, dijo.

Pemex ya transfirió estos criterios y metodologías para establecer tarifas al órgano regulador, pero no son públicos por temas de competencia y seguridad de la petrolera y de las nuevas empresas.

Hay además dos puntos fundamentales para entender el nuevo marco regulatorio: quien tenga un ducto o tanque de almacenamiento no puede ser el mismo que venda el combustible y, segundo, que toda la infraestructura actual -propiedad de Pemex- estará abierta. Así, para el transporte y almacenamiento de gasolinas, la empresa interesada en atender a una gasolinera podrá usar la infraestructura de Pemex, si la petrolera tiene capacidad.