Economía

Oportunidades eleva inclusión financiera

Con el programa Oportunidades, la inclusión financiera se incrementó en México, esto debido a que éste empleó las tarjetas de débito para transferir los recursos, con lo cual el Estado ahorró mil 300 millones de dólares, indicó el instituto Brookings.
Daniel Villegas
27 agosto 2015 0:28 Última actualización 27 agosto 2015 5:5
Oportunidades

Con el programa Oportunidades aumentó la inclusión financiera en México, indicó el instituto Brookings. (Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- Oportunidades, dirigido a los habitantes en situación más vulnerable, ha tenido un efecto de inclusión financiera debido a que este programa de asistencia encontró que al utilizar como método de transferencia una tarjeta de débito, el número de personas que usa los servicios bancarios aumentaría, de acuerdo con Brookings, un centro de investigación norteamericano.

“Las regulaciones gubernamentales pueden reducir las barreras de acceso de los grupos más marginados a través de estudios de riesgo implementados por modelos como ‘Conoce a tu cliente’ (KYC), de financiamiento digital o incentivando el uso formal de servicios financieros en las transferencias del gobierno a las personas (…) como lo hizo México con el programa Oportunidades”, destacó la organización en su proyecto Inclusión Financiera y Digital.

BENEFICIOS
La adopción de este tipo de medidas también trajo beneficios que se traducen en ahorros para el gobierno mexicano, pues después de la adopción de medios de pago electrónicos el estado ahorro aproximadamente mil 300 millones de dólares, de acuerdo con la investigación.

FOCOS
- El 62 por ciento de los adultos mayores de 15 años tiene acceso a una cuenta bancaria en una institución financiera formal.

- Un incremento global en 10% en la ocupación de dinero digital estaría trasladando un billón de dólares de la economía informal a la formal.


De igual forma, los procedimientos de conocer a tu cliente, que tienen diferentes niveles de documentación requerida, según el tipo de cliente y los límites de transacciones, estuvieron asociados a facilitar un mayor acceso a cuentas financieras para personas con bajos ingresos.

Esta investigación evalúa en 21 países emergentes el acceso y uso de servicios financieros. Para ello analiza en las naciones cuatro dimensiones de la inclusión financiera: compromiso del país para incrementarla; conexión móvil (para realizar trasferencias bancarias); ambiente regulatorio y adopción de servicios financieros tradicionales y digitales.

MÉXICO EMPATA CON LA INDIA
De este modo, México se ubicó en el lugar número 9 del total, logrando alcanzar un indicador de 72 por ciento empatando con la India y Nigeria (100 indica completa inclusión y 0 que no existe la inclusión). La posición número uno la logró Kenya con 89, le siguió Sudáfrica y Brasil con 80 y 78 por ciento, respectivamente.

En el rubro de compromiso del país, México tuvo una calificación de 94 por ciento en donde destacó que el gobierno firmó en 2011 la Declaración Maya junto con otras 108 naciones, que tiene como objetivo alentar a los gobiernos a brindar apoyos para mejorar la inclusión financiera como una prioridad.

No obstante, destacaron que para el rubro de conexión móvil, en donde logró 83 por ciento, existen grandes desincentivos para uso de tecnologías inalámbricas en transferencias financieras. Para ejemplificarlo mostraron que en el país existen impuestos a la conectividad en la banda ancha móvil, que incrementan el costo de los servicios móviles y representan una barrera de acceso significativa, especialmente para las comunidades más marginadas, en donde el coste de los servicios causa más preocupación.