Economía

Operaciones con divisas, bajo lupa

El régimen irregular bajo el que operan los centros cambiarios han llamada la atención de las autoridades para mayor regulación.
Jeanette Leyva
28 enero 2014 0:21 Última actualización 28 enero 2014 5:0

El cierre de cuentas por parte de bancos en contra de intermediarios financieros tanto regulados como no regulados no es un problema nuevo, pues desde hace varios años figuras como centros cambiarios y casas de cambio han sido objeto de esta práctica.

Los centros cambiarios son considerados como de alto riesgo para los bancos, por lo que carecen de cuentas bancarias.

Los centros cambiarios vía la Asociación Nacional de Centros Cambiarios y Transmisores de Dinero ANCEC-TD han interpuesto quejas ante la Condusef y ante la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) por esta situación.

La Prodecon reconoció, en noviembre del 2013 en el marco de la convención de esta asociación, la problemática que enfrentan los centros cambiarios y transmisores de dinero para cumplir con sus obligaciones fiscales al no contar con una cuenta bancaria.

Para ello, explicó gestionarían reuniones entre la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y las instituciones bancarias para buscar una solución a la negativa de los bancos para apertura de cuentas a este ramo.

En tanto, las casas de cambio optaron por migrar a otras figura como bancos o casas de bolsa para poder operar las cuentas bancarias sin restricciones.