Economía

Operación de banca foránea en EU es más difícil y cara

A partir de julio entrará en función una nueva norma que obliga a los bancos extranjeros cuyos activos estadounidenses superen los 50 mil millones de dólares a crear estructuras legales de protección para sus operaciones locales. 
Bloomberg
29 junio 2016 22:52 Última actualización 30 junio 2016 5:0
Deutsche Bank AG.

Regulación en EU, Brexit y la economía, son algunos de los desafíos de bancos europeos. (Archivo)

Deutsche Bank AG, Barclays Plc y otros 11 bancos extranjeros han invertido miles de millones de dólares en los últimos tres años para cumplir con una nueva norma de la Reserva Federal que dejará atrapado el capital en Estados Unidos y aumentará los costos.

Los gastos legales, tecnológicos y de cumplimiento en los que incurrieron algunas de las mayores empresas afectadas fluctuaron desde los 100 millones hasta los 500 millones de dólares, según cinco personas con conocimiento directo del asunto.

Las empresas proporcionaron los datos bajo la condición de que los costos individuales de sus compañías no fueran revelados.

La norma, que entra en vigor el 1° de julio, obliga a los bancos extranjeros cuyos activos estadounidenses superen los 50 mil millones a crear estructuras legales de protección para sus operaciones locales y a participar anualmente en las pruebas de resistencia de la Fed.

El año pasado, los 10 bancos más grandes que fueron afectados tenían gastos operacionales de 32 mil millones de dólares y una inversión de 500 millones aumentaría esa cifra en menos del 2 por ciento.

Aun así, tres de las empresas informaron pérdidas en 2015, y los costos adicionales harán que les sea más difícil hacer frente a los desafíos, entre los que se incluyen el voto del Reino Unido para abandonar la Unión Europea, lidiar con la economía europea que se encuentra rezagada, las tasas de interés negativas y el legado de los préstamos incobrables.

“Eso se traduce en una gran cantidad de dinero para cada banco, especialmente en el entorno actual, ya que están teniendo dificultades para generarlo”, dijo Karen Shaw Petrou, socia gerente de la firma de investigación Federal Financial Analytics con sede en Washington.

“Los bancos han estado gastando mucho más en materia de cumplimiento en los últimos años, ya que las regulaciones se vienen acumulado. Esto deja menos dinero disponible para otras actividades como emprender nuevos negocios”.

FILIALES MÁS SEGURAS

La Fed presentó la norma en 2012, para hacer más seguras las filiales de los bancos extranjeros en Estados Unidos incluso si sus matrices enfrentan problemas en su país de origen.

Se diseñó para evitar una repetición de lo que ocurrió durante la crisis financiera de 2008, cuando la Fed proporcionó 538 mil millones de dólares en préstamos de emergencia a los bancos europeos con operaciones en los Estados Unidos.

Los portavoces de los 10 bancos con las operaciones más grandes en los Estados Unidos prefirieron no comentar sobre los costos de cumplir con la nueva norma.