Economía

ONGs responden las 10 preguntas de Cuarón

Desde la perspectiva del medio ambiente, organizaciones de la sociedad civil plantearon sus respuestas a los cuestionamientos del director de cine sobre la reforma energética.
Redacción
07 mayo 2014 16:23 Última actualización 07 mayo 2014 16:23
El 16 de enero Cuarón ganó el premio a Mejor Director en la ceremonia de los Critic's Choice, que son entregados por la  Asociación de Críticos de EU y Canadá. (AP)

El 16 de enero Cuarón ganó el premio a Mejor Director en la ceremonia de los Critic's Choice, que son entregados por la Asociación de Críticos de EU y Canadá. (AP)

CIUDAD DE MÉXICO.- Diez días después de que el director cinematográfico Alfonso Cuarón publicara un desplegado en medios nacionales 10 preguntas al presidente Enrique Peña Nieto sobre la reforma energética, diversas organizaciones respondieron este miércoles “con “la intención de contribuir al debate público”.

Entre las organizaciones que respondieron las preguntas desde el punto de vista de la sociedad civil destacan Greenpeace México, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, el Centro de Transporte Sustentable EMBARQ México y el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo.


Estas son las preguntas planteadas por Cuarón y las respuestas de las organizaciones sociales.

1 ¿Cuándo bajarán los precios del gas, gasolina, combustóleo y energía eléctrica? ¿Qué otros beneficios tangibles se esperan de la Reforma? ¿Cuál es el cronograma de esos beneficios?

Con el objetivo de asegurar la sustentabilidad energética de nuestro país a largo plazo y, reducir los precios de la energía, el gobierno debe invertir en energías renovables como una opción viable, competitiva y adecuada para proveer al país de seguridad energética y reducir la dependencia en los combustibles fósiles a largo plazo. El desarrollo de tecnología en otros países como Alemania, Japón e Italia ha fomentado el creciente acceso a tecnologías renovables, haciéndolas cada vez más competitivas a los precios de generación de energía a partir de fuentes fósiles. Por ejemplo, actualmente es más barato generar energía mediante tecnología eólica que por el uso de gas y más barato aún que por otros métodos como el combustóleo y diesel, los cuales son altamente contaminantes. Para el 2020, los precios de la energía solar, eólica, geotérmica, de la biomasa y las mini hidroeléctricas serán competitivas en precio de generación con la tecnología de ciclo combinado.

Por lo tanto, el gobierno federal debe desarrollar una hoja de ruta para invertir en las energías renovables como una opción para reducir los precios a largo plazo y de esta forma asegurar energía asequible y segura para la sociedad, el medio ambiente y la economía del país. Está es la única forma de reducir efectivamente los precios sin depender de subsidios del gobierno y tener beneficios tangibles. Difícilmente podrán logarse bajo el actual esquema de reformas que plantea la presidencia.

2. ¿Qué afectaciones específicas habrá al medio ambiente con prácticas de explotación masiva? ¿Qué medidas se tomarán para protegerlo y quién asumirá la responsabilidad en caso de derrames o desastres?

Las afectaciones ambientales pueden ser muy grandes en especial por la explotación de hidrocarburos no convencionales como las aguas profundas y el gas shale (también conocido como gas de exquisito).

La explotación del aceite y gas shale propone llevar a cabo “fracking”. El fracking es una técnica utilizada para extraer los hidrocarburos que se encuentran atrapados en rocas llamadas lutitas, situadas a gran profundidad, generando graves impactos en el uso y la disposición del agua de una región por dos razones: consume grandes volúmenes de agua potable y conlleva importantes riesgos de contaminación tanto a fuentes superficiales como subterráneas. El agua de retorno contiene, no sólo los químicos y la arena que originalmente se introdujeron, sino que además suma metales pesados, hidrocarburos e incluso materiales radioactivos. Además, afecta gravemente el entorno, contaminando el aire, el suelo, el subsuelo, las fuentes de agua y las tierras de cultivo y pastura, lo que viola el derecho al medio ambiente sano y la seguridad alimentaria del páis.

En el caso de las aguas profundas, la posibilidad de encontrar yacimientos de fácil acceso, baja complejidad técnica y magnitud relevante está prácticamente agotada en México y el resto del mundo, además de que perforar un pozo en aguas profundas con un tirante de agua de más de 500 u 800 metros, puede costar cerca de cien millones de dólares, con un promedio de tiempo para perforarlo de seis a siete meses. Es preocupante que nuestro país apueste a buscar petróleo cada vez más difícil de obtener y con altos riesgos cuando contamos con altos potenciales de energías renovables a lo largo y ancho del país. Las organizaciones de la sociedad civil, creemos que es innecesario, costoso y muy riesgoso continuar por este camino.

Sobre la agencia propuesta por el ejecutivo (Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos) las organizaciones de la sociedad civil pensamos que ésta debería de estar desconcentrada de la SEMARNAT con un presupuesto adecuado, autónomo y capaz de enfrentar los retos de evaluación de impacto ambiental específica para el sector hidrocarburos, y de supervisión y procuración de justicia ambiental.

3. Los hidrocarburos son recursos no renovables y su impacto en el medio ambiente es enorme. ¿Existen planes para desarrollar tecnologías e infraestructuras de energía alternativa en nuestro país?

En la propuesta de leyes secundarías presentadas por el ejecutivo el día 30 de abril del presente año, únicamente hay una iniciativa que atiende el tema de la energía renovable (por geotermia), ignorando que México cuenta con uno de los más altos potenciales de energía renovable a nivel mundial en cuestión solar, eólica y de mini-hidroelectricidad, y manteniendo la penosa generación del 5% de la energía eléctrica por el uso de energías renovables.

El impacto de la extracción, producción y uso de los hidrocarburos es enorme. Su quema es la principal causa de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en nuestro país, causantes del cambio climático. Por lo que es fundamental que México cumpla con las metas establecidas en la Ley General de Cambio Climático (LGCC) sobre la reducción de emisiones del 30% para el año 2020 y un 50% al 2050 con base en el año 2000. Asimismo, es necesario recordar que México cuenta con una meta de participación de energías renovables del 35% para el año 2024 establecida en la Ley para el Aprovechamiento de Energía Renovable y el Financiamiento para la Transición Energética (LAERFTE). Cumplir con esta última meta, es una de las formas más efectivas de reducir las emisiones de GEI y reducir los impactos al medio ambiente.

De invertir en las energías renovables el país podría suministrar hasta 20,000 Mw por energía eólica, 11,800 por medio de ciclo combinado eficiente, 8,000 por medio de geotermia, 6,000 Mw a través de energía solar y hasta 2,000Mw por medio de biomasa al año 2020. Estas cantidades serían más que suficientes para cubrir la demanda de electricidad en nuestro país con base a las particularidades de cada región. Adicionalmente, México puede generar una capacidad de 51Gw por medio de energía solar distribuida, es decir, a través de la democratización de la energía al instalar paneles solares y sistemas de calefacción solar en los hogares de las y los mexicanos, lo que adicionalmente fomentaría la conservación de energía y uso sustentable de la misma.

4. De la reforma aprobada derivarán contratos multimillonarios. En un país con un estado de derecho tan endeble (y muchas veces inexistente) como el nuestro, ¿cómo podrán evitarse fenómenos de corrupción a gran escala?

En cuanto a los contratos, las organizaciones de la sociedad civil creemos que lo más importante es fortalecer a las industrias reguladoras y concesionarias de los contratos: la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para que estas cuenten con autonomía reforzada para el ejercicio de sus atribuciones y establezcan un régimen de cuentas claras, rendición de cuentas y transparencia.

En las propuestas del ejecutivo aún quedan preguntas por responder sobre el desempeño de las agencias reguladoras y concesionarias, por lo que urgimos al Congreso de la Unión a atender estas particularidades, en específico:

Determinar los tipos de contratos que se asignarán a las empresas contratistas, con sus limitaciones y alcances definidos de manera clara.
Fortalecer a las instancias reguladoras del país, las cuales a su vez deben establecer reglas claras y en un marco de transparencia y acceso a la información riguroso.

Determinar las obligaciones de los contratistas de manera exhaustiva.
Fomentar la participación de Pemex y CFE como empresas energéticas competitivas, por medio de la creación de un nuevo modelo fiscal que les permita determinar su rentabilidad, les de autonomía y permita una apertura gradual al mercado.

Desarrollar mecanismos que garanticen la consulta libre, previa e informada de toda la sociedad, así como la participación de la misma en el desarrollo de los proyectos que contemplados dentro de la reforma energética.

Establecer estudios previos de impacto ambiental que valoren la factibilidad del proyecto en términos no sólo económicos, sino ambientales y sociales.

5. Las trasnacionales petroleras en el mundo tienen tanto poder como muchos gobiernos. ¿Qué medidas se tomarán para evitar que el proceso democrático de nuestro país quede atrapado por financiamientos ilícitos y otras presiones de los grandes intereses?

La inclusión de energías renovables permitirá a la ciudadanía contar con energía limpia, sin externalidades negativas que tengan un impacto en la salud, el ambiente y la economía del país; también, permitirá a todos las y los mexicanos comenzar a generar su propia energía eléctrica y así ejercer presión para que las empresas que decidan invertir en el país lo hagan de las mejores formas y para la producción de mejores productos y servicios. Las organizaciones de la Sociedad Civil pensamos y creemos que no sólo la apertura a la iniciativa privada garantizará la competencia y la eliminación de monopolios, sino también la inclusión de las energías renovables y incentivos a la cogeneración distribuida.

Para lograr lo anterior el Estado mexicano debe asegurarse que las instancias reguladoras cuenten con instituciones fortalecidas y eficientes que operen bajo un marco de la más extrita transparencia y que, al mismo tiempo, fomenten la participación de la energía por medio de fuentes renovables dentro de la matriz energética a través de la democratización de la energía.

Lo anterior permitirá a la ciudadanía elegir no sólo con base al mejor precio sino basados en mejores productos social y ambientalmente responsables y obligará a las empresas a mejorar sus procesos, precios, productos, servicios, y a cumplir las normas establecidas por la presión de instancias fortalecidas y eficientes.

6. ¿Con qué herramientas regulatorias cuenta el gobierno mexicano para evitar que se impongan las prácticas de depredación que puedan cometer las empresas privadas que participarán en el sector?

La iniciativa presentada por el ejecutivo incluye propuestas en las que se fortalecen y se crean nuevas instancias como la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Agencia de Seguridad Industrial y Protección al Medio Ambiente (ANSIPA), quienes serán las encargadas de establecer contratos y de reglamentar el desarrollo adecuado de los proyectos.

Sin embargo, no debemos olvidar que la Reforma Energética también establece la obligación de los participantes en el mercado de la energía eléctrica, en donde se establecen obligaciones de generar un porcentaje de la producción a través de fuentes renovables. Este aspecto hace referencia al artículo 17 transitorio del Decreto de Reforma a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos del 20 de diciembre del 2013, el cual establece que “En materia de electricidad, la ley establecerá a los participantes de la industria eléctrica obligaciones de energía limpias y reducción de emisiones contaminantes”.

Por lo anterior, para evitar las prácticas de depredación, es necesario contar con instancias y mecanismo que permitan desarrollar de manera transparente y adecuada la concesión de contratos y los procesos productivos de energía, pero también fomentar e impulsar el desarrollo de las energías renovables en nuestro país y apegarse a las metas de reducción de GEIque serían de 30% al 2020 y 50% al 2050.

7. ¿Cómo asegurar que la reforma incremente la productividad de Pemex si no se enfrenta el problema de la corrupción dentro del sindicato?

Las organizaciones de la Sociedad Civil apostamos por el cumplimiento de la Ley en materia de Acceso a la Información, Transparencia, Rendición de Cuentas y Participación Ciudadana, pues pensamos que es la forma más democrática y efectiva de combatir la corrupción.

En este sentido, creemos que, las empresas productivas del estado como PEMEX y CFE, así como las agencias reguladoras como la CRE, CENASE y la CNH, deben contar con criterios máximos de transparencia y rendición de cuentas en la concesión de contratos, con información clara y accesible para todas y todos los mexicanos, y mecanismos de participación ciudadana.

8. Si Pemex aportó durante 70 años más de la mitad del presupuesto federal (con el que se construyó la infraestructura nacional, se sostuvo la educación y los servicios de salud gratuitos), ahora que el aporte del petróleo no irá directamente de Pemex a las arcas, ¿cómo se cubrirá dicho presupuesto?

En efecto, PEMEX se ha visto sujeto a un régimen fiscal muy demandante permitiendo a la federación contar con recursos para invertir en sectores clave para el desarrollo y bienestar de la población. En este sentido las organizaciones de la Sociedad Civil, creemos que Pemex no debe ser la base de las fianzas públicas, sino convertirse en una empresa productiva y eficiente. Las finanzas que Pemex proveía al sector público deben provenir de los ingresos del estado y los recursos de PEMEX deben destinarse hacia el desarrollo de proyectos de bienestar, oportunidades, el desarrollo macroeconómico del país y en un beneficio tangible para todas y todos los mexicanos.

Asimismo, una parte de los recursos generados a partir de los recursos de origen fósil debe destinarse al desarrollo de energías renovables y de proyectos de transporte sustentable que promuevan el uso indiscriminado de vehículos privados, los cuales pueden traer un beneficio tangible para los mexicanos. Por ejemplo, el potencial de energía solar de México es uno de los más amplios del mundo, teniendo capacidad no sólo de generar electricidad para regiones enteras del país, sino también para vender el excedente a precios competitivos. Tan sólo en el desierto de Sonora un espacio de 36 km2 recibe suficiente energía solar como para abastecer la energía necesaria para satisfacer la demanda de energía eléctrica de todo el país.

Además, para asegurarse que las ganancias obtenidas por la venta de esta energía se destinan a programas de bienestar social, se deben comenzar a dirigir los recursos generados hacia programas como el de oportunidades. Y así, finalmente, ir eliminando progresivamente la participación de PEMEX dentro del gasto público, convirtiendo a las energías renovables en empresas de vanguardia y reduciendo las brechas de pobreza.

9. ¿Cómo asegurar que las utilidades no se canalicen a la expansión de la burocracia sino que lleguen al propietario original de esos recursos, que es el pueblo mexicano?

Una de las principales preocupaciones de las organizaciones de la sociedad civil es la de repartir de los beneficios para todas y todos los mexicanos y evitar que los mismos se generen a través de proyectos que dañan poblaciones y territorios. Por ende, es necesario que la SENER defina en conjunto con otras Secretarías y actores involucrados, los mecanismos para brindar las condiciones de certeza jurídica para los generadores, al mismo tiempo que se asegure el respeto al derecho a la información y a la consulta previa, libre e informada de las comunidades indígenas y campesinas involucradas, sobre los proyectos que puedan modificar su entorno natural y perjudicar su uso y acceso a los recursos naturales, y se destinen mayores recursos a las energías renovables de los establecidos en la propuesta actual del Fondo Mexicano para el Petróleo, así como asignar un porcentaje a la reparación por las malas prácticas y las violaciones a los derechos humanos.

10. Dos experiencias desastrosas permanecen en la memoria de los mexicanos: la quiebra de 1982 (luego del dispendio, la ineptitud y la corrupción que caracterizó el manejo de la riqueza petrolera de los años 70) y las reformas discrecionales y opacas de tiempos de Salinas de Gortari, buenas para las manos privadas pero dudosas para los consumidores.

¿Qué nos garantiza que esas experiencias, que han ahondado los abismos sociales, no se repitan? Usted y su partido cargan con la responsabilidad histórica de estas reformas. ¿Cree realmente que el Estado mexicano tiene los instrumentos para llevarlas a cabo con eficacia, sentido social y transparencia?

Las organizaciones de la sociedad civil compartimos su preocupación, creemos que, de llevar a cabo una reforma centrada en los hidrocarburos y en el desarrollo a corto plazo, como la que recientemente fue presentada por el PRI en el Senado de la República, nos exponemos a generar un escenario de beneficios a corto plazo (medidos en el precio la luz y el petróleo). Sin embargo, a largo plazo nos exponemos a degradar el ambiente, a afectar la salud de todas y todos los mexicanos, a seguirle apostando a recursos finitos, e impactar negativamente en la economía de nuestro país por dicha dependencia.

México puede aprender de los ejemplos de otros países que han comenzado a despretrolizar su economía. Países como Alemania, España, Japón y China han comenzado a invertir en el desarrollo de energías renovables y progresivamente han comenzado a alejarse de la dependencia de los combustibles fósiles, debido a los altos costos económicos que presenta su extracción a mediano y largo plazo, además de los impactos ambientales y sociales que pueden ser visibles a corto y mediano plazo.

La matriz energética de México aún depende fuertemente del petróleo y los combustibles de origen fósil. Hoy el 82% de nuestra matriz energética está compuesto por combustibles de origen fósil, mientras que el promedio en el resto del mundo es de 68%. Lo anterior pone en riesgo no sólo nuestra economía sino el bienestar de todas y todos los mexicanos. Por lo anterior, concluimos diciendo que los países que hoy están apostando por las renovables son países con visión de futuro pues a largo plazo son más rentables, más eficaces para la garantizar la seguridad e independencia energética y son más sustentables para la vida del planeta.