Economía

OMS planea homologar etiquetado de alimentos a recomendaciones del organismo

De acuerdo con Gerry Eijkemans, representante en México de la Organización Mundial de la Salud, el reetiquetado es para combatir el sobrepeso y la obesidad.
Valente Villamil
23 noviembre 2016 17:37 Última actualización 23 noviembre 2016 21:22
ME. ‘Esconden’ las calorías en el etiquetado de alimentos.

ME. ‘Esconden’ las calorías en el etiquetado de alimentos.

Como una de las vías para combatir el sobrepeso y la obesidad, lo ideal sería homologar el etiquetado frontal de alimentos y bebidas a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de acuerdo con su representante en México, Gerry Eijkemans.

Este etiquetado está diseñado para decirle al consumidor el porcentaje de nutrimentos diarios necesarios como grasas y azúcares que cada producto aporta.

En México, el etiquetado frontal considera a las azucares naturales del producto y las añadidas juntas, mientras que la recomendación nutricional de la OMS se concentra en las azucares añadidas y establece que no se deben de ingerir más de 50 gramos diarios de este tipo de azúcares.


Por ello, el etiquetado mexicano tiende a presentar valores más reducidos de azúcares; sin embargo, este sistema fue creado antes de que las recomendaciones de la OMS se hicieran públicas.

“(Lo ideal sería irlo adaptando). Yo creo que el tema es hacer la diferenciación porque estamos estado hablando de dos azucares diferentes”, dijo Eijkemans durante la presentación de un estudio conducido por el Instituto Nacional Pública sobre el etiquetado de alimentos en América Latina.

“Yo creo que lo ideal sería habla de la misma azúcar”, agregó la representante del organismo al reconocer que lo ideal sería referirse a la azúcar añadida.

En esta línea, Eijkemenas también reconoció la labor de México pues es uno de los paises que ha llevado a cabo este tipo de medidas.

En México, cerca del 70 por ciento de los adultos y 33 por ciento de los niños menos de 11 años tienen sobrepeso u obesidad, lo que ubica al país en el primer lugar de este padecimiento a nivel mundial.