Economía

OIT abre debate sobre ‘impuesto a los robots’

Ante el aumento de la optimización de procesos en las empresas y al desplazo de trabajadores por robots,  expertos plantearon la necesidad de cobrar impuestos a estos aditamentos.
Zenyazen Flores / Enviada
06 abril 2017 22:47 Última actualización 07 abril 2017 5:0
Robot.

Humanoides como ‘Pepper’ están siendo empleados en bancos o para vender cerveza. (Archivo)

GINEBRA.- La propuesta de Bill Gates sobre que los robots deben pagar impuestos llegó a la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Durante el foro ‘El Futuro del Trabajo’, expertos coincidieron en que la incorporación de robots en la industria se acelerará en los siguientes años debido a que cada vez los procesos son más automatizados y que los trabajadores desplazados deberían ser retribuidos.

Robert Skidelsky, catedrático de la Universidad de Warwick (Reino Unido), planteó fijar un impuesto a los robots, que no debe verse como represalia, más bien se trata de que los recursos recaudados se utilicen, por ejemplo, en la capacitación de los trabajadores que serían desplazados por una máquina.

“Hay que abrir el debate de poner impuestos a los robots para que cueste más que contratar personas o, en otras palabras, gravar menos el trabajo humano que la mano de obra robótica”, expuso el experto en conferencia magistral.

Los recursos que se reúnan de ese impuesto servirían para crear un fondo con dinero disponible para invertirse en capacitación de trabajadores que podrían ser sustituidos por los humanoides, indicó.

Consideró que el impuesto lo tendrían que pagar los empleadores quienes justamente han echado mano de los robots.

CONTRAPESOS A LOS ROBOTS

Eric Manzi, secretario general del Sindicato Central de Trabajadores de Ruanda, consideró que frente a la robotización, es necesario avanzar en una renta básica universal para proteger a las personas que se queden desempleadas por la entrada de robots a sus empresas, “tiene que ser una transición justa porque va a haber desigualdades”.

Peter Woolford, presidente de Clairmark Consulting, dijo que actualmente hay puntos de trabajo en donde la figura del empleador está desapareciendo, como es el caso de plataformas como Uber o Airbnb, lo que hace necesario que los sindicatos cambien sus formas tradicionales.

En respuesta, Philip Jennings, secretario general de la UNI Gobal Union, reconoció que la tasa de sindicalización mundial es alrededor de siete por ciento en promedio.

Algunos humanoides como ‘Pepper’ están siendo empleados en bancos o para vender cerveza.