Economía

Ofrecen formalizar a 200,000 trabajadores; no dicen cómo

10 febrero 2014 5:6 Última actualización 23 julio 2013 6:2

[Cuartoscuro]


 
 
Eduardo Ortega / Zenyazen Flores
 
 
La informalidad limita el verdadero potencial económico del país, por lo que en el segundo semestre del año el gobierno de la República se plantea formalizar a 200,000 trabajadores, aseveró el presidente Enrique Peña Nieto.
 
 
El Ejecutivo puso en marcha el Programa para la Formalización del Empleo 2013, mediante el cual los gobernadores, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) se comprometen a realizar acciones para iniciar el combate a la informalidad laboral en el país.
 
 
En el acto realizado en Palacio Nacional, el mandatario puso énfasis en que para la sociedad la informalidad es una salida falsa, porque si bien es cierto que libera presiones de empleo en el muy corto plazo, también genera enormes pasivos sociales con el tiempo.
 
 
Por ello, destacó que su gobierno impulsará una iniciativa de reforma hacendaria, establecerá las bases para crear el Sistema de Seguridad Social Universal y rediseñará los programas sociales, medidas que representan soluciones de fondo al problema.
 

Admitió que el insuficiente crecimiento económico y el incremento demográfico han hecho que el 59% de la población ocupada labore en condición de informalidad.
 

De acuerdo con el político mexiquense, más de 28 millones de trabajadores no cuentan con el amparo del marco legal o con algún tipo de seguridad social; y la mayoría de los trabajadores de nuestro país labora en empresas que en promedio son 50% menos productivas que las formales, lo que se traduce en menores salarios.
 
 
“La informalidad nos afecta a todos como sociedad, vulnera los derechos de las personas y limita el verdadero potencial económico de nuestro país”, dijo.
 
 
Puso énfasis en que la informalidad frena las actividades de mayor valor agregado, ya que el no invertir en capacitación impide a las empresas informales adoptar nuevas tecnologías y realizar procesos complejos que le significarían también un mayor ingreso.
 
 
El secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, explicó que en los convenios firmados con los gobernadores se fijan metas muy ambiciosas, perfectamente cuantificables y medibles.
 
 
En entrevista al final del acto, explicó que se buscará que los trabajadores domésticos, que son 2.5 millones de mexicanos y no gozan de seguridad social, se puedan dar de alta en el IMSS de forma voluntaria para que cuando salgan de un trabajo a otro lleven su número de seguridad social consigo.
 
 
Agregó que hay 6.6 millones de trabajadores agrícolas de autoconsumo a los que la Secretaría de Agricultura se acercará con beneficios, como los de los créditos.