Economía

OCDE recorta a 3.5% previsión de crecimiento económico del mundo
en 2014

Ángel Gurría, secretario general de la Organización, lamenta que pese a la recuperación económica, el desempleo afecte a 202 millones de trabajadores en el mundo.
Notimex
05 mayo 2014 8:33 Última actualización 05 mayo 2014 8:47
 [Bloomberg] José Angel Gurría Treviño, asegura que esta es la única forma de alcanzar los objetivos. 

[Bloomberg] José Angel Gurría Treviño, asegura que esta es la única forma de alcanzar los objetivos.

PARÍS.- La economía mundial se está recuperando y crecerá alrededor de 3.5 por ciento este año y casi cuatro por ciento en 2015, adelantó este lunes Ángel Gurría, el secretario general de la OCDE. A finales de 2013, la organización ya había bajado su previsión de crecimiento a un 3.6 por ciento, desde el 4 por ciento que esperaba en mayo del año pasado.

Al inaugurar el Foro anual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el funcionario confirmó que “la economía mundial muestra señales de recuperación”.

La OCDE publicará mañana publicará en detalle sus perspectivas de crecimiento económico para los próximos meses.


Gurría destacó entre las buenas cifras económicas, que los intercambios comerciales mundiales “están en una pendiente ascendente de 4.7 por ciento en 2014 y de 5.3 por ciento en 2015”.

También subrayó que la ayuda internacional al desarrollo alcanzó niveles muy elevados el año pasado, lo que refuerza la idea de que la economía mundial está en fase de recuperación.

“Son grandes noticias, pero no son suficientes”, y lamentó que la recuperación económica no se tradujo en la creación de puestos de trabajo y que el desempleo afecta a 202 millones de trabajadores en el mundo.

De acuerdo a las cifras manejadas por Gurría, en la zona OCDE, que agrupa a las 34 principales economías del mundo, desde el inicio de la crisis en 2008 se perdieron 14 millones de empleos.

“Hay además un batallón de desempleados menores de 25 años y un gran número de desempleados lleva más de un año sin trabajo, y la mayoría de países tienen niveles de desempleo inaceptables”, subrayó Gurría.

El máximo responsable de la OCDE consideró también que la crisis que estalló en 2008 conllevó una fuerte pérdida de confianza en los gobiernos, que se ubica en torno a 44 por ciento en promedio en la OCDE.

”Esa ha sido una de las consecuencias más desastrosas de la crisis, la caída de esa confianza al 44 por ciento de cota de confianza de los gobiernos” comentó.

Esta pérdida de confianza debilita nuestras democracias, hace la vida democrática más difícil y dañina para el crecimiento”, lamentó Gurría.

No obstante, agregó que el crecimiento económico debe ser “incluyente y solidario (…) debe desembocar en una vida mejor para todos, en un bienestar para todos”.

“Hace falta que la igualdad social sea un fin para animar un crecimiento más sostenible”, insistió ante un auditorio compuesto de economistas y altos funcionarios de todo el mundo.

“No podemos continuar permitiendo a los muy ricos y grandes grupos que no sean responsables, ni los montajes financieros ni la especulación, ni que de las economías sigan modelos erróneos obsoletos o dañinos”.