Economía

OCDE recomienda segunda ola de reformas en México

Con las reformas para fortalecer el Estado de Derecho y la seguridad se lograría un crecimiento anual adicional de dos puntos porcentuales del PIB por los siguientes diez años, considera José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE.
Dainzú Patiño
08 enero 2015 12:5 Última actualización 08 enero 2015 12:5
OCDE

José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). (Cuartoscuro/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- Para una correcta implementación de las reformas estructurales logradas al inicio del sexenio, es necesaria una segunda ola de reformas que fortalezcan el Estado de Derecho y la seguridad en México, señaló José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

Con ello se lograría, un crecimiento anual adicional, no de un punto porcentual adicional anual ya contemplado, sino de dos puntos porcentuales del PIB, por los siguientes diez años.

Esta ola debe concentrarse en reformar las instituciones de justicia, consolidar el Estado de derecho, abordar los problemas de seguridad y reducir la corrupción generalizada.


"Las mejores reformas son las que de repente son objeto de reformas, y también porque el entorno cambia, por lo tanto hay que hacer ajustes a las políticas públicas. México debe asegurar que la batería de reformas (ya aprobadas) no se diluya en el proceso de regulación o implementación, y por ello será necesario promover una segunda ola de reformas para fortalecer el Estado de derecho, modernizar las instituciones de justicia, mejorar la capacidad administrativa y regulatoria de todos los niveles de gobierno sobretodo en los locales" dijo durante la presentación del Estudio Económico México 2015.

También reducir la informalidad, factor que tiene implicaciones económicas, políticas, morales y sociales. Otra prioridad debe ser el combate a la corrupción. Ambos factores opacan los beneficios de las reformas ya aprobadas, consideró.

Refirió que en materia de Estado de derecho, México tiene niveles comparables a los de Rusia. También figura entre los niveles más altos en materia de percepción de corrupción.