Economía

OCDE recomienda
a México otra ola
de reformas

Ante las escasas ganancias de productividad en los últimos años en México y con el fin de fortalecer el Estado de Derecho, la OCDE
recomendó al país aplicar una segunda ola de reformas legales para la justicia civil y comercial.
Leticia Hernández
20 marzo 2017 23:13 Última actualización 21 marzo 2017 5:5
Sector Industrial

Ante las escasas ganancias de productividad, la OCDE consideró que se debe facilitar la creación de nuevas empresas. (Especial)

Educación de calidad, reducir obstáculos para la inversión extranjera y facilitar la entrada de nuevas empresas al mercado, son las principales recomendaciones de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) a México, además de que para fortalecer el Estado de Derecho sugiere promulgar y aplicar una segunda ola de reformas legales para la justicia civil y comercial.

“La aplicación plena del paquete de reformas es esencial, y un impulso renovado para activar los esfuerzos anticorrupción y combatir la informalidad ayudará a que el crecimiento sea más incluyente”, señaló el organismo en su informe “Apuesta por el Crecimiento 2017” presentado en el marco de la Reunión de Ministros de Finanzas y Gobernadores de Bancos Centrales del G-20 en Alemania.

FOCOS
Sugerencias. Elevar la calidad de la educación, fortalecer el Estado de derecho y promover la innovación.

Inversión. También es clave reducir los obstáculos a la inversión extranjera en servicios e infraestruc- tura.


Ante las escasas ganancias de productividad en los últimos años, el organismo consideró que se debe elevar el nivel educativo, reducir obstáculos para la inversión extranjera directa, facilitar la creación de nuevas empresas y fortalecer políticas de innovación. Indicó que el escaso grado de equidad y eficiencia en la educación en el país dificulta la productividad y aumenta la desigualdad del ingreso.

Según el estudio, el bajo crecimiento en la productividad laboral es la causa de una amplia y persistente diferencia del PIB per cápita respecto a los países más avanzados de la OCDE y se requiere impulsar la capacidad de absorción para aprovechar los beneficios del conocimiento.

Mencionó que aunque se han hecho avances en regulación de competencias, todavía es una limitante para la entrada de nuevas empresas, con costosos procedimientos de registros y falta de impugnabilidad, que menoscaban la competencia y productividad.