Economía

OCDE: México no aplica Ley para sancionar corrupción

La OCDE afirmó que es momento de que México no sólo apruebe sino que también ejecute las leyes para sancionar la corrupción, puesto que a pesar de los altos niveles de esta problemática, no hay una aplicación como tal contra ésta.
Jeanette Leyva
28 septiembre 2015 23:42 Última actualización 29 septiembre 2015 5:5
Corrupción

México requiere aplicar las leyes existentes en materia de corrupción. (Cuartoscuro)

En México ya se tienen ya leyes estrictas en materia para sancionar la corrupción y las encuestas normalmente indican que hay un alto nivel de esta problemática en el país, pero no hay una aplicación de la ley.

“Es el momento de que México no esté nada más aprobando más leyes sobre la corrupción, sino que realmente ejecuten las que ya tienen establecidas y asegurarse que, tanto las personas que realicen los sobornos como las compañías, sean responsables criminalmente de cualquier tipo de soborno”, indicó William Loo, jefe adjunto de la División Anticorrupción de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Al participar en el “Seminario para Promover la Integridad y Evadir la Corrupción: Perspectivas comparadas desde los países de la OCDE” organizado en el Senado de la República, explicó que como parte de la Convención de la OCDE contra el soborno, México se sometió a la evaluación Fase III en octubre del 2011.


En junio del 2014 México presentó un informe de seguimiento sobre la aplicación de las recomendaciones de la Fase III, los resultados de esta evaluación mostraron que en ese momento sólo había dos investigaciones de soborno extranjero y estos casos todavía no se han cerrado, explicó Loo.

“En lo que se refiere a sobornos nacionales, nos dijeron que había menos de 3 investigaciones anuales de casos serios. Los casos menos serios, nos dijeron, fueron manejados por las oficinas de la PGR a nivel estatal y ahí nos informaron que solamente el 28 por ciento de estos casos llegaron a nivel de fiscalización anual y por último, no había datos disponibles sobre alguna sentencia o acusación”.

“La primera lección que nos queda muy clara del reporte de Fase III, es que tenemos que tratar con la ejecución. Es momento de ejecutar las leyes que ya fueron aprobadas en México”, dijo.

Luiz de Mello, director adjunto de Gobernanza Pública y Desarrollo Territorial de la OCDE, indicó que en la ley reglamentaria en materia de combate a la corrupción que se diseña, el organismo compartirá lo que ha servido a nivel internacional.

Enfatizó que las prioridades para el país en ese tema deben de ser la protección de los denunciantes y la prevención y gestión del conflicto de intereses.

Cristina Díaz, presidenta de la Comisión de Gobernación en el Senado, consideró que tienen el reto de crear la legislación secundaria que permita hacer operativa la reforma constitucional que crea el Sistema Nacional Anticorrupción.

“Esta es una tarea mayúscula, ya que debemos expedir la Ley del Sistema, que será la base de siete leyes nuevas y de reformas a otras 25 más, para hacerlo operativo”.