Economía

OCDE empeora previsiones económicas de España

12 febrero 2014 4:17 Última actualización 29 mayo 2013 12:49

   [Bloomberg] Las previsiones de la OCDE vuelven a ser peores que las del Ejecutivo. 



Reuters

Madrid.- La OCDE empeoró sus proyecciones para el PIB, el desempleo y el déficit de España, en un clima de recesión en ese país debido al fuerte ajuste fiscal puesto en marcha por el Gobierno y por los elevados niveles de deuda privada, factores que según la organización seguirán siendo un lastre para el consumo de los hogares.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) dijo que impulsar el crecimiento, y no reducir el déficit, "debería ser la principal prioridad del Gobierno" español.

"El Gobierno debería tener como objetivo cumplir con los objetivos de consolidación fiscal en términos estructurales, pero dejando que actúen plenamente los estabilizadores automáticos", dijo la organización en su informe sobre perspectivas económicas.

Según la OCDE, nuevas medidas de ajuste permitirán a España que siga reduciendo el déficit público -que bajó del 9.4% en el 2011 al 7% en el 2012, sin incluir las ayudas de la Unión Europea a la banca española-, pero "el avance será lento debido al pobre crecimiento".

Desde mayo del 2010, España ha introducido duros ajustes de austeridad con el fin de alejar los temores ligados a la crisis de deuda de la zona euro, pero estos esfuerzos están en tela de juicio por su efecto agravante en la recesión del país.

Pese a que el Gobierno rebajó recientemente sus previsiones reconociendo que el escenario económico es más negativo de lo anticipado inicialmente, las previsiones de la OCDE vuelven a ser peores que las del Ejecutivo, como viene siendo la regla en los últimos años.

Las mayores divergencias se encuentran en el PIB de este año, para el que la OCDE estima una caída del 1.7%, frente al -1.3% que proyecta el Gobierno, y para la tasa de desempleo del 2014, con un nivel del 28% de la población activa para el organismo internacional frente al 26.7% previsto por el Ejecutivo liderado por el conservador Mariano Rajoy.

La elevada proyección de desempleo de la OCDE aumenta la presión sobre España para que revise los efectos de la reforma laboral que introdujo el Gobierno en el 2012 y que, lejos de mejorar el panorama laboral, se ha visto acompañada de un imparable aumento del desempleo desde su introducción.