Economía

Obama se 'muda' de la Casa Blanca a Wall Street en menos de un año

El expresidente estadounidense ha estado dando conferencias organizadas por bancos, a los que combatió en su mandato, por las que cobra unos 400,000 dólares. Su intención es recaudar fondos para su fundación.
Max Abelson | Bloomberg
18 septiembre 2017 11:18 Última actualización 18 septiembre 2017 11:18
Obama

(Reuters)

Hillary Clinton dice haber cometido un error al pronunciar discursos en Wall Street después de dejar el gobierno. Recibir dinero de los bancos, escribe en sus nuevas memorias, dio la impresión de que estaba sometida a su poder.

Parece que su antiguo jefe no comparte su preocupación.

El mes pasado, justo antes de que se publicara el libro de Clinton 'What Happened', Barack Obama habló en Nueva York ante los clientes de Northern Trust por unos 400 mil dólares, dijo una persona con conocimiento de su presentación.

La semana pasada, recordó su paso por la Casa Blanca para Carlyle Group, una de las mayores firmas de capital riesgo del mundo, según dos personas que estuvieron presentes.

La semana que viene, dará el discurso principal en la conferencia sobre atención sanitaria del banco de inversión Cantor Fitzgerald.

Obama llega a Wall Street a menos de un año de dejar la Casa Blanca, siguiendo un camino trillado y bien pagado.

Si bien no puede ser candidato a la presidencia, sigue siendo una voz influyente en un partido dividido entre la celebración y el repudio al poder de las empresas.

Su nuevo trabajo con los bancos podría indicar de qué lado del debate se pondrá y decepcionar a todo el que espere que escape a la trampa en que cayó Clinton.

O, como opinan algunos de sus amigos ejecutivos, es sólo un ciudadano privado que da unos pocos discursos pagos a otras personas exitosas mientras escribe su próximo libro.

“Fue el presidente de todo Estados Unidos… los servicios financieros están bajo ese paraguas”, dijo el exejecutivo de UBS Group AG Robert Wolf, antiguo seguidor que se incorporó al directorio de The Obama Foundation este año. “No mira a Wall Street diciendo: ‘Ah, estos son individuos que no quieren lo mejor para el país’. No construye estereotipos”.

1
'FAT CATS'

 

Obama

Desde que dejó su cargo, Obama ha pronunciado discursos públicos y privados que son “fieles a sus valores”, dijo Kevin Lewis, portavoz del expresidente, en un correo electrónico.

“Los discursos pagados en parte han permitido al presidente Obama aportar 2 millones de dólares a programas de Chicago que dan capacitación para el empleo y oportunidades de trabajo a jóvenes de bajos ingresos”.

La relación de Obama con Wall Street no siempre fue buena. Los banqueros todavía estallan de furia contra él, doloridos por lo que dijo en 2009 sobre los 'fat cats' (egoístas, codiciosos), como si las heridas estuvieran frescas.

Pero el Departamento de Justicia del expresidente no procesó a ningún banquero importante por su papel en la crisis financiera y él rechazó los llamamientos a dividir los bancos más grandes, aprobando una reforma normativa que los irritó con nuevas reglas pero no les impidió embolsar ganancias récord.

La casa de bolsa y banco de inversión Cantor Fitzgerald no es uno de esos gigantes.

S&P Global Ratings anunció este año que la calificación de la deuda de la firma con sede en Nueva York podría ser rebajada a basura.

La división de banca de inversión de Cantor está dirigida por el especialista en atención sanitaria Sage Kelly, que se fue de Jefferies Group después de que las acusaciones durante su trámite de divorcio se convirtieran en escabrosa comidilla de la prensa amarilla en 2014.

Su exesposa más tarde se disculpó por la tormenta que ocasionaron los cargos, que él había negado.

El máximo ejecutivo de Cantor, Howard Lutnick, cuya firma perdió más de 600 empleados en los atentados del 11 de septiembre, dijo que el ex presidente hará comentarios y responderá preguntas.

La conferencia de tres días para clientes actuales y potenciales comienza el 25 de septiembre. Obama cobrará unos 400 mil dólares, según una persona con conocimiento de lo convenido.

“A todos les gustaría venir”, dijo Lutnick. “Es de esperar que hablemos de la Ley de Atención Sanitaria Asequible de un modo interesante y con matices, lo que me parece muy bueno”.

1
OCUPADO

 

obama

La aparición de Obama en la conferencia de Carlyle en Washington no fue reportada previamente. El gigante del capital privado ha disfrutado de algunas de las mejores conexiones políticas en el mundo, con ejecutivos y asesores que han incluido expresidentes, primeros ministros y secretarios de gabinete.

Obama discutió su vida y las decisiones que tomó en la Casa Blanca, dijeron las personas que lo escucharon. Un portavoz de la firma no quiso hacer comentarios.

El expresidente ha estado ocupado. Su fundación está recaudando dinero para una biblioteca en Chicago, y él y su esposa firmaron un acuerdo de,ibros con Penguin Random House después de una subasta que superó los 60 millones de dólares, según el Financial Times.

Habló sobre comida en Milán, la democracia en Yakarta y de él mismo en un evento de A&E Television Networks en Nueva York.

Él vacacionó en California y Hawaii y en la isla de Necker, de Richard Branson, acompañado del multimillonario.

Obama se ha asesorado de capital privado, fondos de cobertura, capital de riesgo y los veteranos de banca para supervisar su fundación, y un alumno de Goldman Sachs Group para asesorarle sobre las inversiones.

Northern Trust es un banco que se especializa en administración de patrimonio para familias ricas y servicios para grandes fondos.

El evento no se había reportado, pero un programa en la página web de la firma enumera a Obama junto a ejecutivos de Microsoft, IBM y Michael Bloomberg, propietario mayoritario de Bloomberg LP.

Northern Trust, con sede en Chicago, dio a Obama un descuento por un préstamo de 1.32 millones de dólares para una mansión en esa ciudad en 2005, después de ser elegido para el Senado, informó el Washington Post.

La tasa fue cambiada para dar cuenta de una oferta de otro prestamista, dijo un portavoz de Obama tres años después. Doug Holt, un portavoz de Northern Trust, no comentó para esta historia.